Viernes , octubre 20 2017
Inicio / Columnistas / Un Presidente “mal elegido” (I)

Un Presidente “mal elegido” (I)

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por Romain de Saulieu (Empresario francés radicado en Paraguay) investparaguay@hotmail.fr
Por Romain de Saulieu
(Empresario francés radicado en Paraguay)
investparaguay@hotmail.fr

La campaña del primer turno nunca se realizó, pues fue dominada por los asuntos judiciales que cuestionaron al candidato de la derecha y del centro, François Fillon. Eso era una sorpresa total. Por el contrario, a pesar de la  eliminación de Fillon después del primer turno, el resultado del segundo turno era conocido antes de que ocurra: la elección de Macron. Los medios de comunicación, después de haber comunicado de forma masiva sobre los problemas legales de Fillon antes de la primera vuelta, se concentraron en lo que hacían desde hace meses: hacer propaganda por el candidato Macron.  El resultado es: 66% por Macron y 34 % por Marine Le Pen.

Para ser sincero, y como lo he dicho en un artículo anterior, la propaganda de los medios de comunicación no fue la única razón del fracaso del candidato de derecha. Sin embargo, los franceses fueron tomados como rehenes y lo dicen las estadísticas del segundo turno: un récord de votos  blancos y de abstenciones en una elección presidencial de la quinta República Francesa: 25% para la abstención -tasa que subió entre las dos vueltas- y 12% de votos blancos exprimidos.

Claramente los franceses no apreciaron las presiones en favor del voto Macron contra Le Pen, y eso debilita al presidente elegido, Macron, quien no gozará, según los observadores, de ningún estado de gracia, en los primeros meses de su mandato. La elección de Emmanuel Macron representa una  gran novedad, gracias a su juventud, su independencia con los partidos tradicionales, que tiene como resultado hacer envejecer al “sistema”. Y siendo honesto, asistimos a un cuestionamiento de los partidos tradicionales así como a una severa división de la opinión pública.

La  descomposición del sistema político

El sistema político francés estaba organizado en torno a dos partidos, uno de izquierda, el “Partido Socialista”,  y uno de derecha, que se llama hoy “Los Republicanos”. Estos partidos, moderados, europeos, administran Francia hace décadas, alternativamente. Una primera brecha en este sistema, ocurrió con la aparición del Frente Nacional progresivamente desde 1972, más fuerte con cada elección después de la otra, y que representa, históricamente,  la primera crítica del sistema político.

Sus opciones ideológicas están basadas en dos pilares principales: frente a la inmigración salvaje, este partido  propone la defensa de la identidad francesa, y de otra parte el regreso de la soberanía francesa, gracias al rechazo de la Unión Europea y de su moneda, el Euro. Este partido debilita a la derecha clásica, quitándole muchos sufragios, pero todavía no la destruyó. Primer turno de las presidenciales francesas 2017: Le Pen 21,3% y Fillon, 20%.

         En el lado de la izquierda, el discurso y el manejo del gobierno están cada día menos de izquierda y más liberal (consecuencia de la pertenencia a una Europa liberal), y eso fomentó una izquierda más radical que se llama la “France insoumise” liderada por Jean Luc Melenchon.

Al contrario de esta nueva izquierda, viene Emmanuel Macron. La última, es mucho más moderada casi centrista. Estas dos nuevas izquierdas, la radical y la moderada, están haciendo desaparecer al Partido Socialista tomando sus electores por la derecha y por la izquierda. Primera vuelta: ¡“En marche”! 24% “France insoumise” 19,6%, “Partido Socialista” 6,4%! por todas estas razones, las elecciones legislativas de junio próximo, que van a determinar la política del país, son muy indecisas y abiertas.

Mañana: Un futuro borroso.

Commentarios

comentarios

Mira también

Foto ilustrativa.

WhatsApp lanza función que permite compartir la ubicación en tiempo real

WASHINGTON.- WhatsApp ha anunciado a través de su blog el lanzamiento de una nueva función …