Viernes , noviembre 16 2018
Inicio / Columnistas / Un “profeta” ladrón de ilusiones y esperanzas

Un “profeta” ladrón de ilusiones y esperanzas

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

El presunto profeta nigeriano, Temitope Balogun Joshua, quien arribó a nuestro país la semana pasada para celebrar una supuesta “histórica cruzada en el estadio Defensores del Chaco”, sería uno más de aquellos sinvergüenzas, vividores, que movidos por la avaricia se auto-proclaman “profetas” y salen al mundo a engañar en nombre de Dios.

Su campaña decía: “Si estás en necesidad de progreso financiero, de liberación del ataque espiritual o de favor Divino en tu lugar de trabajo, tu matrimonio, tu familia y todas las áreas de tu vida, ésta cruzada es para ti”.

Agrega que “durante el evento, el Profeta T.B. Joshua ofrecerá una Oración Masiva para todos aquellos que se encuentren dentro del estadio. Al unirte por fe en este tiempo de oración, recibirás tu sanidad, liberación y progreso”.

Agrega la invitación: “¡en el nombre de Jesucristo! ¡Estamos deseando verte allí! ¡Asegúrate de invitar a tus amigos, colegas y familiares!”

Hay que decir que los falsos profetas son quienes montan una estructura organizacional, con nombre y características de un negocio religioso, para poder hacer la mercadería llamada ilusiones, pero lo que va vendiendo son desilusiones.

Sin dudas éste “profeta” es un ladrón de ilusiones y esperanzas. San Juan ya decía que “los falsos profetas usarán palabras fingidas para fabricar sus desilusiones y delirios; para saciar su desenfrenada sed por todo lo que es dinero, fama y poder; cosas que se originan en los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida”.

Este charlatán, más conocido como T.B. Joshua, con apariencia de piedad de una oveja, sería realmente uno de esos lobos rapaces. Según sus representantes, una tal Raquel Vega y un tal Gerardo Montejano, él nunca visita un país invitado y ahora llegó al Paraguay supuestamente “por mandato divino”. Ni ellos deben creer su mentira.

Por los antecedentes de éste “enviado” de Dios, es poco creíble lo que puede hacer en nuestro país y ya recibe sinfín de críticas y denuncias. El Dr. Juan Pablo Servín, del hospital Barrio Obrero, relató en su cuenta de Facebook un caso concreto, de una mujer que fue engañada por las falsas promesas de curación por parte –dijo- de “punteros del payaso religioso”, refiriéndose al supuesto profeta africano.

Según explicó, una joven madre llegó al Defensores del Chaco con su pequeño hijo de 3 años “con crisis repetidas de convulsiones”. Agrega el galeno que “ella sin comer, sin tomar agua y sin un peso en el bolsillo”, se encuentra hoy en el hospital con delicado cuadro de su hijo y necesita con urgencia de ayuda, de la solidaridad de la gente.

Cuando estos embusteros invitan para la cruzada, señalan que va dirigida a quienes están en necesidad de progreso financiero. Viendo esto, vale recordar que Nigeria, el país africano, es donde la pobreza se acentúa cada vez más, debido a la inestabilidad económica, la insurgencia y las etnias.

Es donde el 26,6% de los más de 170 millones de sus habitantes, es de indigentes, según informe difundido por Pobreza y Desarrollo Humano de Oxford (OPHI). Los datos agregan que su población vive por debajo de 1,25 y 2 dólares por día respectivamente.

Entonces muchos se deben estar preguntando ¿Por qué éste “profeta” no resuelve los problemas de la pobreza en su país? Pero conociendo su habilidad para la chantería, seguro responderá con aquello de que “nadie es profeta en su tierra”. De inmediato habría de decirle, en la nuestra tampoco.

Temitope Balogun Joshua es uno de los pastores evangélicos más ricos y controvertidos del mundo. Logró un gran alcance mediático y un soporte económico, que obviamente proviene de su actividad “pastoral” y supuestamente milagrosa.

Es el “pastor milagroso”, que dice ser un profeta capaz de curar cualquier enfermedad, como cáncer, sida, etc. Pero lo que mostró éste africano en nuestro país es que se trata de un oportunista, charlatán, embustero y falso profeta. De los acontecimientos en otros países, incluyendo en la Argentina, tampoco le habrían permitido salir airoso.

Juega con la esperanza de los enfermos, aquellos convencidos que sus problemas no sólo podrán resolver los médicos. Y detrás de esas personas hay toda una vida, una familia y numerosos problemas que resolver.

Ojala ahora, esa cantidad de gente que estuvo el estadio Defensores del Chaco se den cuenta que estos mentirosos viven de la ignorancia de muchos. Y al “Mesías” Joshua hay que decirle que mejor se quede en Nigeria, que acá ya tenemos bastantes estafadores y charlatanes.

Commentarios

comentarios

Mira también

Hoy se realizarán las primeras audiciones de obras de instrumentos de viento por parte de estudiantes de la Facultad de Arte de la UNA. (IPParaguay).

Estudiantes de música estrenan obras en ciclo de cámara de OSN

ASUNCIÓN.- Estudiantes de la carrera de música de la Facultad de Arte de la Universidad …