Miércoles , febrero 22 2017
Inicio / Editorial / Una campana que ya cansa

Una campana que ya cansa

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Aparentemente, el “tapero”  de ABC perdió del todo la razón. Delira. Inventa hechos inexistentes, le da un formidable sesgo a las informaciones, aunque su frenesí tiene cierto orden y su paranoia un  solo destinatario: El presidente de la República.

HC, según este personaje, es el culpable de todos los males que aquejan al país. Y por supuesto allende a las fronteras, posiblemente hasta lo que sucede con el calentamiento global, atribuible única y exclusivamente “al excesivo consumo de tabaco”. Pero si hacemos un repaso de nuestra historia reciente, la realidad se encargará de demostrar que uno de los principales responsables de los problemas que nos afectan es precisamente ABC Color.

Hace meses que le dedica puntualmente todos sus titulares principales de tapa a denostar contra Horacio Cartes,  llegando siempre hasta él como el responsable final de todos los dramas del Paraguay. Su titular de ayer era uno de los más traídos de los pelos de su campaña contra el gobierno.

Aprécielo usted mismo: En el título afirma “Cartistas manipulan chats para inventar magnicidio”. En el sobre título o volanta, en la jerga periodística, apunta “Secuencia de conversación muestra que no se hablaba de HC”, más una serie de conclusiones por el estilo, una de las cuales resalta que “Cartes se mantiene mudo ante la seguidilla de papelones  que afecta a su círculo cercano”.

Impresionante. No? ¡Qué manera tan grosera de jugarse por una causa! Nos recuerda la postura de este diario en torno al oviedismo y Lino  O. Todo el mundo se hacía cruces, pero ABC insistía en reivindicar al funesto militar. Un enamoramiento que quedó para la historia.

Este es el caso contrario. Cualquier cosa, con total de desprestigiar al gobierno. Miente, miente que algo queda, como decía cierto pionero en la comunicación torcida de las masas.

La conversación evidentemente giraba en torno a la figura presidencial, lo que no niegan siquiera sus protagonistas. De HC explícitamente. Todo lo de los sicarios y demás era para liquidar al presidente… pero de algún club de barrio, según ABC. E insisten una y otra vez. “Cartistas manipulan chat”. ¿De dónde salió eso, si los propios miembros del “Grupete” reconocieron que la conversación existió?

Por supuesto que Cartes no tiene nada que decir ante esta sarta de estupideces agitadas por ABC y el grupúsculo opositor que se desespera ante su impotencia y orfandad popular. Apenas tienen  la bolsa de gatos que comparten en el Senado y nada más.

Lo terrible de todo es que la gente desprevenida no tiene la información correcta. Escucha solamente esta campana tan ensordecedora como perjudicial.

Y el tema, la verdad, ya cansa.

Commentarios

comentarios

Mira también

A poner paños fríos

El proceso democrático no está en riesgo; nadie pretende quebrar la institucionalidad de la República; …