Miércoles , noviembre 22 2017
Inicio / Impreso / Universidad Católica suma manchas en su haber

Universidad Católica suma manchas en su haber

Pelea entre estudiantes de la Universidad Católica. Se perdieron 45 días de clases.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

La Universidad Católica de Asunción (UCA) suma manchas en su haber. Uno de los hechos más resaltantes se registró en 2014, donde fue detectada la compra de notas que involucró a alrededor de 40 estudiantes y a varios funcionarios. Recientemente, ante la incapacidad del rector de la casa de altos estudios, Pbro. Narciso Velázquez, de solucionar conflictos, los estudiantes casi convirtieron la sede de la institución en “zona de guerra” y perdieron más 45 días de clases.

Pbro. Narciso Velásquez, rector de la UCA.
Pbro. Narciso Velásquez, rector de la UCA.

ASUNCIÓN.- La UCA, anteriormente considerada como una de las mejores instituciones educativa del país, ahora suma manchas en su cotidiano andar, con conflictos que demuestran la incapacidad de sus autoridades, en especial el rector Pbro. Narciso Velázquez. Según los estudiantes, empleados y gremialistas de la institución, hace rato debería retirarse e ir a su casa a descansar.

Tras 45 días de protesta, por el despido del exdecano de la Facultad de Filosofía, de la Universidad Católica (UCA), José Antonio Galeano, los estudiantes firmaron un acuerdo el pasado jueves con las autoridades.

El presbítero Velázquez manifestó que las bases del acuerdo al que llegaron con los estudiantes que tomaron el rectorado de la universidad se centran en el respeto a la institucionalidad y una convivencia corresponsable dentro de ese marco.

En ese sentido, insistió que cada persona es responsable de sus actos y que la universidad tiene sus normas disciplinarias. Señaló igualmente, que la institución tiene sus mecanismos normativos y regulatorios que necesariamente tienen que tener vigencia en todos los ámbitos, cada uno es responsable de lo que dice y lo que hace.

Agregó que la convivencia se basa en actitudes que corresponden a una finalidad y en aprender a dirimir las diferencias y agregó que la reparación del daño pasa porque cada persona asuma el compromiso que tiene. “No podes encerrarte en una parte y decir yo quiero esto sí o sí”, dijo el sacerdote.

Sobre la investigación del Ministerio Público manifestó que sigue su proceso y aclaró que la denuncia hecha fue por coacción puesto que no podían cumplir con su trabajo y que en ningún momento pidieron a la policía que ingrese para realizar un desalojo. “No podíamos hacernos responsables de un lugar al que no podíamos ingresar que es nuestro”, sostuvo el religioso.

COMPRA-VENTA DE NOTAS

La compra/venta de notas en la UCA tomó estado público en agosto de 2014. La irregularidad se constató mediante un control de rutina de las autoridades de la Universidad.

 Según los datos que pudo obtener la Fiscalía, al menos tres funcionarios ofrecían las calificaciones a alumnos pudientes con rendimiento académico bajo. Éstos pagaban desde G. 700 mil hasta los G. 1.600.000 por las buenas calificaciones. De esta manera, ni siquiera se tomaban la molestia de presentarse a los exámenes.

 Una vez realizada la “transacción”, los funcionarios accedían a las planillas oficiales, en el sistema informático, y ejecutaban los fraudes.

En un procedimiento abreviado, un juez sentenció a dos años de cárcel, con suspensión a prueba de la pena, a Claudio Ramón Aponte y Eduardo Ariel Barrios, que eran funcionarios de la Universidad Católica de Asunción (UCA) por el escándalo de la compra de notas que salió a luz en 2014.

Los sentenciados fueron procesados por producción de documentos no auténticos y alteración de datos relevantes. En esta causa fueron imputados 42 personas de las cuales 36 ya obtuvieron una salida procesal.

Los condenados tienen la prohibición de salir del país, cambiar de domicilio sin autorización judicial, y deben abonar la suma mensual de G. 200.000 a la Fundación del padre Aldo Trento.

FISCAL GENERAL DESTACA ACUERDO PARA SALVAR CRISIS

Reunión mantenida entre las autoridades de la UCA, los alumnos, la Policía y el fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón.
Reunión mantenida entre las autoridades de la UCA, los alumnos, la Policía y el fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón.

Luego de sellado el acuerdo entre autoridades y alumnos de la Universidad Católica de Asunción (UCA), poniendo fin a una crisis de más de 40 días dentro de la institución, el fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, quien asumió el compromiso de mediación junto con sus colaboradores, resaltó la importancia del diálogo.

Igualmente, Díaz Verón destacó el pacto y muy especialmente, la confianza que depositaron en el Ministerio Público tanto estudiantes como autoridades de la Católica.

“Evidentemente la palabra sigue teniendo amplio valor para zanjar diferencias, y quedó demostrado que, cuando las partes asumen el compromiso de una escucha activa, su resultado no puede ser más gratificante que los acuerdos. Para nosotros, como Ministerio Público, es de enorme satisfacción el resultado que tuvo el encuentro que hemos propiciado en nuestra propia casa, que siempre queremos mantenerla abierta al servicio de los actores de la sociedad”, sostuvo el fiscal general

Commentarios

comentarios

Mira también

La obesidad hace daño al organismo, aumentando el riesgo de contraer serias enfermedades como la diabetes, indicó una investigadora.

Revelan dieta que podría prolongar la vida de las personas con obesidad

WASHINGTON.- Un estudio señala que las personas con obesidad que siguen un programa de pérdida …