lunes , febrero 24 2020
Inicio / Mundo / WhatsApp se convirtió en el medio de comunicación favorito de los narcos. Se vuelve imposible interceptar los mensajes

WhatsApp se convirtió en el medio de comunicación favorito de los narcos. Se vuelve imposible interceptar los mensajes

En una era en la que la privacidad de las comunicaciones se ha vuelto vulnerable, las aplicaciones se han visto obligadas a reforzar sus niveles de seguridad, lo que ha sido especialmente aprovechado por los integrantes de los cárteles y del crimen organizado en México. Es el caso de la popular herramienta de comunicación WhatsApp y otras aplicaciones similares como Telegram, las cuales, gracias a su elevado nivel de encriptación, se han convertido en la herramienta preferida por los criminales para coordinar comunicaciones sensibles, incluidos asesinatos y envíos de droga de acuerdo con el fiscal estadounidense, William Barr.

“Hemos visto cómo los cárteles de drogas transnacionales trasladan cada vez más sus comunicaciones a estas plataformas encriptadas, disponibles comercialmente, diseñadas para bloquear el acceso legal”, aseguró en julio pasado.

El periódico Milenio consultó a funcionarios del gabinete de seguridad en México quienes confirmaron que ese tipo de mensajes son prácticamente imposibles de penetrar, ya que utilizan información encriptada de un punto a otro, muy diferente a lo que ocurre con una llamada telefónica o un SMS, que pueden ser monitoreados por distintos tipos de equipos.

Detallaron que han detectado que los criminales prefieren hacer llamadas a través de la aplicación y no por medio de la telefonía celular convencional, pues de esta manera se sienten más seguros ante la posibilidad de que sus teléfonos estén intervenidos.

El diario explica que al utilizar WhatsApp como su método de comunicación principal, los narcotraficantes evitan que las agencias de inteligencia puedan interceptar sus llamadas telefónicas autorizadas por un juez, sistema que ha sido el método principal para espiar sus movimientos.

El pasado 17 de octubre, durante el fallido operativo para detener a Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, el cártel de Sinaloa hizo uso intensivo de WhatsApp, al enviar mensajes ofreciendo 200 pesos a quien se sumara al operativo para liberarlo.

También mediante esta red, recuerda el diario, alguien comunicó la orden de cese al fuego a los sicarios tras negociar la liberación del capo. Esos mensajes, que fueron filtrados por otros usuarios, en teoría no pudieron ser interceptados por el gobierno mexicano en tiempo real, lo cual dio una ventaja táctica al grupo criminal.

Commentarios

comentarios

Mira también

Coronavirus: Italia confirmó la cuarta víctima mortal. No hay paraguayos afectados, afirma embajador

ASUNCIÓN. Un hombre de 84 años, ingresado en el hospital Juan XXIII de Bérgamo, en …