martes , mayo 26 2020
Inicio / Impreso / “Apuntó, disparó y mató”, acusa fiscal al guardia de Protek

“Apuntó, disparó y mató”, acusa fiscal al guardia de Protek

La bala que acabó con la vida de Mauricio Benítez, de 20 años, ingresó por el parabrisas trasero del automóvil que conducía.

Los dos guardias de seguridad de la empresa Protek, implicados en la muerte de un joven ocurrida el jueves por la tarde ya fueron imputados. Uno de ellos, el que sería el responsable del disparo mortal, fue imputado por homicidio doloso y sobre el mismo recae una orden de prisión preventiva. En tanto que el otro, fue procesado por violación de Ley de portación de armas. Los ocupantes del rodado, estaban drogados, según las pesquisas, como así también se abrió una investigación paralela contra la citada empresa.

ASUNCIÓN.-Los guardias de empresa Protek, que dispararon y mataron a un joven que se llevó sin permiso el automóvil de su hermana, fueron procesados ayer, según la fiscal Teresa Ruiz Díaz, quien además reveló que tanto la víctima fatal como su acompañante estaban drogados durante el episodio, aunque reconoció que el dato relevante no es ese, sino la actuación de los trabajadores de la citada firma de seguridad.

La fiscala contó que, según los testigos, se escucharon tres disparos: uno al aire, el siguiente que no acertó al automóvil y otro que impactó en la nuca de la víctima. “No se disparó por error, a nadie se le dispara, ni si fuera ladrón tendrían que haber disparado, por su condición de guardia, aunque ni la Policía podía haber disparado porque tampoco estaba en riesgo una vida”, explicó.

El guardia Julián Herenio Benítez Ojeda, de 45 años, fue imputado por homicidio doloso y pesa sobre él un pedido de prisión preventiva. En tanto que, Óscar Tomás Blanco Ozuna, de 29 años, fue procesado finalmente por violación de Ley de portación de armas, y la Fiscalía solicitó como medida preventiva prisión domiciliaria.

Según la fiscal esta diferencia en ambas imputaciones tiene que ver con que el disparo mortal lo realizó Benítez, pese a que ambos guardias de seguridad realizaron disparos. Para la representante del Ministerio Público.Ambos guardias están investigados por la muerte del joven Mauricio Alejandro Benítez Torres, de 20 años. El mismo se desplazaba a bordo de un Hyundai i10 de color blanco, propiedad de su hermana, quien llamó a un contacto suyo en la empresa y solicitó que se recupere el auto y a su hermano y lo lleven a su casa.

El ahora fallecido sufría de adicción de las drogas y era una lucha familiar. De hecho, el mismo había consumido estupefacientes cuando ocurrió el accidente, así lo confirmó su amigo Giovani Vera Cano, quien iba en el asiento del acompañante cuando el guardia disparó a matar.

CONTRA LA EMPRESA

Por otra parte, la representante del Ministerio Público dijo que se abrirá una carpeta fiscal paralela por violación a la ley de armas, ya que ambos guardias contaban con carnet de tenencia de armas, pero no el documento que les permitía portarlas.“La empresa en este homicidio no tiene responsabilidad penal, pero sí en la situación de las armas”, contó. Por lo que ya solicitó informes a la Policía Nacional para saber quiénes son los responsables de la empresa.

EL PRESUNTO RESPONSABLE AFIRMA ESTAR MUY DOLIDO POR LA SITUACIÓN

Julián Herenio Benítez Ojeda, de 45 años, fue imputado por homicidio doloso, en tanto que, Óscar Tomás Blanco Ozuna, fue procesado  por violación a la Ley de portación de armas.
Julián Herenio Benítez Ojeda, de 45 años, fue imputado por homicidio doloso, en tanto que, Óscar Tomás Blanco Ozuna, fue procesado por violación a la Ley de portación de armas.

El guardia de la empresa Protek, Julián Benítez, quien sería el autor del disparo que terminó con la vida del joven tras una persecución, dijo que las versiones que están circulando no son ciertas. Dijo estar muy dolido por la situación porque también es padre de familia.

Benítez pidió disculpas por no poder dar demasiadas declaraciones porque recién hoy debe declarar ante la Fiscalía. Ayer se abstuvo, al igual que Óscar Blanco.

“Lamentable es legalmente. Soy padre de familia. No sé qué decir en esta situación. Sentí mucho legalmente. Como se dice, uno tiene que estar en el lugar. Me duele, siento, pero es así. Más de eso no puedo decir”, expresó.

Consultado sobre si fue él el autor del disparo dijo que “no es como están diciendo” y que no podía brindar testimonios por recomendación de su abogado. Por otro lado, se dirigió a los padres del joven Mauricio Alejandro Benítez Torres: “Yo soy padre de familia. No hay palabras. Ni nada. Entiendo yo la situación. No hay palabras para eso. Es difícil, todo es difícil”.

Julián Benítez tiene 45 años. Comentó que desde hace 10 años es empleado de la empresa Protek. Siempre se desempeñó como patrullero y, según dijo, es la primera vez que estaba en medio de un tiroteo.

FAMILIA NIEGA DENUNCIA DE ROBO

Los familiares de José Mauricio Benítez llamaron a Protek para pedir que localicen el auto en el que iba el joven, pero nunca denunciaron el robo del vehículo, aseguró el abogado Federico Campos.Si bien en principio se había reportado la denuncia del automóvil Hiunday a los guardias de Protek, esta mañana se dio una versión diferente de lo acontecido.

El representante legal de la familia, Federico Campo, contó su verdad y pidió a la gente no sacar conclusiones equivocadas.“La hermana le llama a los de Protek, porque son amigos, y le dice mi hermano se escapó en mi auto, por favor ubíquenlo y avísennos cuando lo encuentran porque vamos a ir junto a él, pero el aviso fue que lo liquidaron”, comentó.

El defensor argumentó que José Mauricio sufría fuertes problemas de adicción y que se encontraba en un proceso de recuperación. Sus parientes estaban aguardando el ingreso a un centro privado, pero ahí les pedían que primero pase por uno público donde le dijeron que no había lugar.“Este muchacho atravesaba un periodo de ansiedad, se encontraba fuera de sí, jurídicamente es irreprochable, quiere decir que no tiene ni dolo ni culpa”, lamentó el abogado.Responsabilizó al sistema de salud pública por carecer de espacios para los jóvenes con este tipo de problemas y al Estado por dar armas a cualquiera, en relación a los guardias de la empresa privada.

PERSONAL ENTRENADO, SEGÚN LA FIRMA

Luis Fretes, director de Protek, indicó que tenían conocimiento que era un familiar de la denunciante el que estaba al mando del vehículo, por lo que no había necesidad de dar aviso a la Policía Nacional. Dijo desconocer aun el motivo por el cual los guardias realizaron los disparos.

Dijo que están muy sentidos por la muerte de José Mauricio Benítez. “No (estamos) tan bien porque se perdió la vida de un joven, duele mucho eso. Nosotros como empresa estamos trabajando con la Fiscalía y Policía por lo que nos pidan. Sentimos la muerte de un chico, no sabemos qué hacer para asumir el dolor que tienen sus padres, hermanos y amigos. Uno no sabe qué hacer en esta situación”, indicó.

Existen manuales de procedimientos, según refirió. Y en este caso la denuncia la realizó un familiar de la víctima, sobre el robo del vehículo por parte de su hermano. El protocolo es variable, contó y resaltó: “En este caso no había necesidad de avisar a la Policía porque fue un familiar el que se llevó el vehículo”.

Dijo que aún no pudieron conversar con los guardias involucrados en este hecho, identificados como Óscar Tomás Blanco y Julián Benítez, por lo que prefirió no aventurarse a dar informaciones sobre lo ocurrido. Contó que siempre están instruyendo a sus funcionarios. “Ellos están capacitados, estamos hace 27 años en el mercado, es la primera vez que ocurre un hecho como este, ellos digamos que están entrenados para todas las situaciones, no sabemos todavía lo que ocurrió en ese momento, eso se va a saber luego porque vamos a ser transparentes, no vamos a esconder nada”, aseveró.

POLICÍA INVESTIGARÁ A LA EMPRESA

El comandante de la Policía Nacional, Luis Carlos Rojas, afirmó que la empresa Protek, cuyos guardias mataron ayer a un joven de 22 años que resultó ser hijo de la denunciante, será investigada por Delitos Económicos.

“Todo ese suceso de ayer (por el jueves último) va a estar en la primera línea del Departamento de Delitos Económicos, se va a revisar esa empresa privada”, dijo Rojas. El comandante de la Policía agregó que, a priori, el caso tiene “todas las señales” de ser una mala praxis “de la gente que maneja esa empresa”.

Rojas detalló que las personas tienen derecho a defenderse y actuar en caso de un robo o cuando se les pilla en flagrancia al cometer un delito, pero que el uso de armas de fuego sí está regulado.

Commentarios

comentarios

Mira también

“Solo cabe la destitución de los camaristas de CDE por liberar al violador de una niña; la simple amonestación sería una burla”, afirman

CIUDAD DEL ESTE. El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) trata mañana martes el caso …