Inicio / Impreso / Asistencia busca que familias tengan autosustentabilidad

Asistencia busca que familias tengan autosustentabilidad

ASUNCION. La Secretaría de Acción Social (SAS) ha experimentado un crecimiento considerable en los últimos cuatro años, con el aumento de la cobertura de los programas sociales Tekoporã y Tenonderã y la consiguiente inclusión al sistema financiero de las familias en situación de pobreza para que generen recursos propios y tengan una salida permanente de la situación de vulnerabilidad.

El ministro de la SAS, Héctor Cárdenas, señaló que el aumento del Programa Tekoporã se duplicó en los últimos cuatro años, aumentando la cobertura de las familias indígenas primordialmente, que pasaron del 4% al 80%. Además se ha ampliado la cobertura en los distritos departamentales de todo el país.

Cárdenas manifestó que el análisis de los últimos cinco años indica que el 51% de la pobreza extrema disminuyó, en tanto que la pobreza general, o moderada, disminuyó en un 22%.

Destacó que el objetivo de los programas sociales es generar mejores condiciones en los niños y niñas para tener un mejor futuro, y a los padres dar capacidades para que generen sus ingresos y salgan permanentemente de la situación de pobreza.

“A veces la gente dice que la persona pobre no quiere trabajar, pero no sabe que ellos viven con una situación de estrés diario”, señaló el ministro. Puso como ejemplo el caso de una señora beneficiada a la que visitó el equipo técnico de la SAS, y con cinco hijos tenía tres o cuatro galletas con cocido negro y sin nada para el día siguiente. “Es una situación de estrés diario”, recalcó.

“Nadie quiere ser pobre. Necesita un programa de asistencia como es Tekoporã y programas de promoción y generación de ingresos”, como es el caso del Programa Tenonderã.

El programa Tekoporã ofrece a los beneficiados las Transferencias Monetarias con Corresponsabilidad (TMC), que llegan hoy en día mediante pagos a través de tarjetas de débito que facilitan el proceso y disminuyen considerablemente los costos operativos para la institución.

También son utilizados los servicios de empresas de telefonía celular que permiten las transferencias de dinero electrónico, llegando a puntos distantes del país.

Anteriormente, de acuerdo con los cálculos de la secretaría, por cada transferencia de asistencia era de 4,61% sobre el monto. Hoy en día ese cálculo es de 1,60% para un número mucho mayor de beneficiados.

“Apelamos muchísimo a la tecnología, por eso damos abasto con lo que somos”, señaló el ministro sobre el gran crecimiento experimentado en tan poco tiempo por la institución. Señaló que se tuvieron ahorros importantes mediante los recursos tecnológicos y que ahora la secretaría del Estado apunta a fortalecer la gestión interna y de capacitación de personal dentro de la institución.

INCLUSIÓN AL SISTEMA FINANCIERO

Las tarjetas de débito que incorpora el programa Tekoporã, son de la red internacional de Visa, que opera con un gran número de cajeros y comercios adheridos.

Para su uso, la SAS tiene convenios de cooperación para la capacitación de las familias en educación financiera. Según relató el ministro, en algunos casos se inició con el uso adecuado de los cajeros automáticos, ya que muchos beneficiados recurrían a terceros que cobraban un monto por retirar las transferencias.

Pero lo más importante de las cuentas, manifestó el ministro, es la posibilidad de ahorrar que permite a las familias, y en muchos casos se da esa situación donde las familias empiezan a utilizar sus cuentas asociadas a las tarjetas de débito como cuenta básica de ahorro.

Commentarios

comentarios

Mira también

Neumólogo pide mejorar la campaña de vacunación para llegar a más gente

El neumólogo Carlos Morínigo señaló este sábado que el Ministerio de Salud Pública debe mejorar …