Inicio / Mundo / Bolsonaro amenaza el sistema democrático, dice la Human Rights Watch

Bolsonaro amenaza el sistema democrático, dice la Human Rights Watch

BRASILIA. El presidente Jair Bolsonaro amenaza el sistema democrático en Brasil, señaló Human Rights Watch hoy, fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Democracia. El mandatario ha intentado intimidar al Tribunal Supremo, indicado que podría cancelar los comicios de 2022 o negar de otro modo el derecho de los brasileños a elegir a sus representantes y violado la libertad de expresión de personas que criticaron su gestión.

El 7 de septiembre de 2021, en discursos durante actos en Brasilia y São Paulo, el presidente Bolsonaro atacó al Supremo Tribunal y advirtió que los brasileños “no pueden permitir” que se mantenga el sistema electoral actual y que “no puede haber elecciones que siembren dudas en los electores”, refiriéndose a alegaciones de fraude electoral sin presentar ninguna prueba. El Congreso rechazó una enmienda constitucional impulsada por el presidente Bolsonaro para reformar el sistema electoral en base a esas alegaciones.

Los discursos recientes del presidente Bolsonaro forman parte de un patrón de acciones y declaraciones que parecen orientadas a socavar derechos fundamentales, instituciones democráticas y el Estado de derecho en Brasil.

“El presidente Bolsonaro, ardiente defensor de la dictadura militar de Brasil, es cada vez más beligerante contra el sistema democrático de separación de poderes”, señaló José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “Emplea una combinación de insultos y amenazas para intimidar al Tribunal Supremo, que supervisa las investigaciones sobre su conducta, y por medio de acusaciones infundadas de fraude electoral parece estar preparando el terreno para intentar cancelar las elecciones del año que viene o rechazar la decisión de los votantes si no resulta reelecto”.

El Tribunal Supremo de Brasil se ha convertido en uno de los principales frenos a las políticas contra los derechos humanos que propugna el presidente Bolsonaro, incluyendo su intento de suspender, en la práctica, la ley sobre acceso a la información. En vez de respetar la independencia del sistema judicial, el presidente ha reaccionado con insultos y amenazas contra el Tribunal Supremo, dijo Human Rights Watch.

El 7 de septiembre, el presidente Bolsonaro dijo que no acataría ninguna decisión de Alexandre de Moraes, magistrado del Tribunal Supremo. El juez Moraes supervisa las investigaciones de la policía federal sobre si el presidente intervino de forma ilegal en los nombramientos internos de esa fuerza para favorecer sus intereses, si divulgó un documento secreto de la policía federal por razones políticas y si difundió información falsa sobre el sistema electoral.

En su discurso, el presidente Bolsonaro le dijo al magistrado Moraes que archivara esas investigaciones y advirtió al presidente del tribunal, Luiz Fux, que si no “castiga” a Moraes el sistema de justicia “podría sufrir algo que no queremos que pase”, sin explicar lo que eso sería.

Otra investigación en trámite, autorizada por otro magistrado del Tribunal Supremo, analiza si el presidente Bolsonaro cometió prevaricato en un caso de supuesta corrupción en la compra de vacunas contra el Covid-19.

Commentarios

comentarios

Mira también

Dejan en libertad a Puigdemont, pero deberá quedarse en Cerdeña

Roma.-El líder independentista catalán Carles Puigdemont, arrestado en Cerdeña, fue dejado en libertad por la …