El ex ministro del Interior, Walter Bower, deberá enfrentar juicio oral y público por presunta tortura,
Inicio / Impreso / Bower, quince años esquivando a la Justicia

Bower, quince años esquivando a la Justicia

El exministro del Interior, Walter Bower, nuevamente logró frustrar este miércoles un intento de audiencia preliminar dentro del marco de la investigación por torturas y lesión corporal en el ejercicio de la función pública que afronta junto con dos efectivos del orden, tras recusar al juez Gustavo Amarilla. Por su parte, Bower adujo en su defensa que el caso le causó un daño irreparable y no descartó entablar una querella al respecto. De esta manera, el exministro se burló una vez más de la Justicia paraguaya.

ASUNCIÓN.- La audiencia fue suspendida porque la defensa del excomisario Merardo Palacios, otro de los procesados en el caso, recusó al magistrado Amarilla. Ya el martes, la abogada del uniformado intentó trabar la audiencia mediante la presentación de una reposición contra la fijación de la misma, pero su presentación fue rechazada por el juez por falta de fundamentos. Sin embargo, la situación tuvo un revés este miércoles, cuando se dio por aceptada la petición de los defensores legales del exuniformado.

En esta causa está procesado, además del exministro Bower y el excomisario Palacios, el oficial de policía Osvaldo Vera. Todos están acusados de haber torturado al comisario Alfredo Cáceres y al oficial Jorge López, quienes fueron detenidos bajo sospecha de sublevación contra el gobierno de Luis González Macchi, en mayo del año 2000. El caso está trabado desde hace 16 años.

Al salir del despacho de Amarilla, Bower sostuvo que “yo no le he recusado a nadie ni voy a recusar, salvo que me hagan daño en mis intereses personales, pero eso lo dirán mis abogados. Estamos para cumplir con la ley, he venido religiosamente las veces que he sido llamado, estoy aquí como ustedes me ven y esperamos que se haga justicia tarde o temprano”, dijo, lo que representa una clara, abierta y manifiesta burla contra la ciudadanía y la propia Justicia paraguaya.

ANTECEDENTES

De acuerdo a la carpeta fiscal, el 11 de julio de 2000, los entonces fiscales María Teresa González (camarista), Andrés Casati (juez) y Wilfrido Peralta (juez de sentencia) se constituyeron en la Agrupación Especializada para escuchar la versión del oficial inspector Jorge López, víctima de torturas en la comisaría 11ª metropolitana, señalado junto al excomisario Alfredo Cáceres y otros camaradas de estar implicados en el supuesto golpe del 18 y 19 de mayo de 2000 contra el gobierno de Luis González Macchi.

El 28 de julio de 2000 imputaron al Crio. Ppal. Basilio Pavón (ya fallecido), al Crio Merardo Palacios y al oficial 1º Osvaldo Vera. El 11 de febrero de 2001, Bower fue imputado por tortura en la Marina. El 8 de agosto de 2001 se pidió juicio oral, y desde entonces se intenta realizar la preliminar. El fiscal actual es Fabián Centurión.

“LE CAUSA DAÑO”

Según Bower, el proceso le causó un daño irreparable y no descartó entablar una querella. “Hay un dicho bíblico que dice los tiempos del Señor son perfectos, llegará el día en que se haga Justicia para quienes han sido vilipendiados y Justicia también para quienes han sido los acusadores falsos. Esto más que una difamación, es peor, se trata de lesión irreparable a mi familia, a mi carrera política, a todo lo que este ciudadano se preparó para servir a su patria, podría haber servido”, señaló.

Commentarios

comentarios

Mira también

Intensifican campaña de vacunación contra el covid-19 en Alto Paraná

CIUDAD DEL ESTE.- Este viernes inició la campaña «Pongo el brazo por Alto Paraná» para …