Inicio / Mundo / Brasil: renuncia la cúpula militar en protesta contra el presidente Bolsonaro

Brasil: renuncia la cúpula militar en protesta contra el presidente Bolsonaro

BRASILIA. Los jefes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea de Brasil han presentado su renuncia ayer martes y serán sustituidos, según una nota oficial del Ministerio de Defensa. Esta salida en bloque de la cúpula castrense se produce al día siguiente de que el presidente, Jair Bolsonaro, abriera una crisis de Gobierno que incluyó la destitución abrupta y sorpresiva del ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo.

Es la primera vez desde la recuperación de la democracia que cambian simultáneamente en Brasil las cúpulas civil y militar de las Fuerzas Armadas. La renuncia los jefes militares es atribuida a las presiones de Bolsonaro para que se pongan de su lado en las batallas políticas agrava una crisis política que coincide con el peor momento de la pandemia, cuando el país bate récords de muertes y contagios de coronavirus.

El anuncio ha sido realizado después de que los afectados se reunieran este martes a primera hora con el ministro de Defensa entrante, Walter Braga Neto, un general que ya estaba en el Gabinete al frente de otra cartera.

El ultraderechista Bolsonaro, un militar retirado de 65 años, presiona hace meses a los jefes militares para que la institución le apoye en sus batallas políticas. El ministro saliente y la cúpula de las Fuerzas Armadas quieren preservar la independencia. Después de que Azevedo fuera destituido el lunes, los jefes del Ejército, Edson Pujol, de la Armada, Ilques Barbosa, y de la Fuerza Aérea, Antônio Carlos Bermudez, celebraron una reunión. La cúpula castrense está preocupada con los gestos autoritarios del presidente. Este busca forzar a las Fuerzas Armadas a que le apoyen con medidas de excepción en su batalla contra los gobernadores que están decretando confinamientos, cerrando el comercio, los colegios y las playas para reducir los contagios de coronavirus. El presidente verbalizó sus presiones el pasado 8 de marzo: “Mi Ejército no va a obligar al pueblo a quedarse en casa”, dijo. Ese mi, el posesivo, levantó ampollas en las Fuerzas Armadas.

Es la mayor crisis con los militares brasileños, según Folha de S. Paulo, desde que el presidente Ernesto Geisel echó al ministro del Ejército en plena dictadura.

Al ministro de Defensa, Bolsonaro lo destituyó sin contemplaciones tras una reunión de menos de cinco minutos y meses de tensión entre ambos. Desde que Brasil reinstauró la democracia tras la dictadura (1964-1985) ningún presidente había incluido tantos militares en su Gobierno como Bolsonaro, pero su relación personal con las Fuerzas Armadas ha tenido episodios muy tumultuosos. El actual presidente salió del Ejército por la puerta falsa tras ser absuelto de insubordinación en un juicio militar. Era capitán cuando fue acusado de animar a la tropa a protestar para reclamar mejores salarios e incluso de amenazar con perpetrar un atentado. Buena parte de su carrera se ha sustentado en la defensa de los intereses corporativos de los militares de graduación inferior y los policías militares. Los generales siempre lo han visto con mayores recelos. (Con información de El País)

Commentarios

comentarios

Mira también

Rusia registra la vacuna monodosis Sputnik Light

MOSCÚ. Las autoridades de Rusia anunciaron este jueves que registraron la vacuna monodosis Sputnik Light, …