Inicio / Impreso / Conflicto es una cuestión ideológica entre modelos

Conflicto es una cuestión ideológica entre modelos

ASUNCIÓN.-  Además de los grandes hechos terroristas que se registraron en estos últimos días en nuestro país, el campo experimenta otro tipo de problemas, el enfrentamiento entre productores y “sintierras”. En ese sentido, el vicepresidente de la Asociación Rural del Paraguay y miembro de la Unión del Gremio de Productores, Manuel Riera, sostuvo que el conflicto en el campo entre los empresarios y los campesinos “no es un problema de la tierra ni de productos de pulverización”, sino que es una cuestión ideológica entre modelos.

Riera comentó que la violencia en el campo es un tema delicado. “Nosotros venimos advirtiendo y señalando que si el Estado no hace valer la fuerza que le corresponde, en virtud a las disposiciones constitucionales, esto se les puede ir de las manos, porque si no se ocupa de poner límites a estos desbordes”, el problema será mucho más grande.

Añadió que el gobierno debe emitir señales claras, de que está dispuesto a ejercer su función constitucional de garantizar la seguridad de las personas y de los bienes de las personas.

Referente al nuevo ataque del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), apuntó que sería lamentable que los hechos se sigan repitiendo y que el Estado no reaccione. “Hay que mandarle una señal clara a la gente que vive fuera de la ley, que esto no se va a permitir”, apuntó.

Manifestó que está probado que el crimen organizado está vinculado,” ahí están mezclados el rollotráfico, abigeato, EPP y el narcotráfico, llega un momento donde uno no termina de entender, si son unos u otros. El único órgano capaz de poner fin a esta cuestión es el Estado. Las agrupaciones civiles organizadas, debemos exigir que el Estado cumpla con su obligación constitucional”,  recalcó Riera.

Commentarios

comentarios

Mira también

Aplicar restricciones vía decretos es inconstitucional, afirman

ASUNCIÓN.- Darle al Ejecutivo la potestad de legislar restricciones a través de decretos, no se …