Se sacó a relucir supuestos hechos de corrupción que involucran a la expresidenta y actual senadora, Cristina Kirchner, altos exfuncionarios y empresarios. Infografía: Clarín
Inicio / Mundo / Corrupción K: Hay detenidos y quedan 3 prófugos

Corrupción K: Hay detenidos y quedan 3 prófugos

BUENOS AIRES.- El miércoles estalló en Argentina el caso de los 8 cuadernos manuscritos del exfuncionario Oscar Centeno, a lo que la prensa local denominó como “Corrupción K”. Con ello se saca a relucir supuestos hechos de corrupción que involucran a la expresidenta y actual senadora, Cristina Kirchner, altos exfuncionarios y empresarios. Se realizaron varias detenciones simultáneas, hay 36 imputados y todavía 3 prófugos, Juan Carlos Goycochea (ex Isolux), Francisco Valenti (Pescarmona) y Oscar Thomas (ente binacional de Yacyretá).

Este viernes ante el juez Claudio Bonadio se entregó Fabián García Ramón, exfuncionario del ministerio de Planificación Federal. Es uno de los 36 imputados en la causa que busca reconstruir un circuito coimas que superarían los 160 millones de dólares que involucra a exfuncionarios kirchneristas y empresarios de la construcción y sector energético.

Las anotaciones de Centeno, chofer de Roberto Baratta, número dos del todopoderoso exministro Julio De Vido, sacudieron este miércoles al mundo de la política y al empresariado.

El exfuncionario del ministerio que Julio De Vido condujo durante doce años, está mencionado como integrante de la estructura que operó en la recaudación de los sobornos en el marco de la asociación ilícita ” comandada por Néstor y Cristina Kirchner”, según la imputación del fiscal Stornelli.

En esta causa que inicia con los ocho cuadernos de Oscar Centeno calificados como una “bitácora del delito”, Son quince los detenidos en esta causa entre exfuncionarios y empresarios. Además, hay 18 citados a indagatoria sin prisión preventiva que comenzarán a declarar la próxima semana, concluyendo el 13 de agosto con Cristina Kirchner.

Oscar Centeno escribió durante años sus memorias de chofer de un valijero de la hipercorrupción K. Confesó ante la Justicia. Él redactó, con prosa vibrante, sus travesías llevando millones junto al ex funcionario de relevancia para los más influyentes empresarios de la construcción, la energía (gas, petróleo), el transporte y las comunicaciones.

Roberto Baratta fue la mano derecha del ministro K que administrativamente controlaba esos mercados regulados por el Estado: Julio De Vido. Centeno narró sus viajes por una Buenos Aires que parecía no mirarlo. Centeno acordó con uno de los fiscales de mayor experiencia en tribunales, Carlos Stornelli, que aceptaba autoinculparse en esa trama que admitió como delictiva bajo la figura legal de “imputado colaborador”. Centeno es un “arrepentido”, según la jerga de un lugar que tanto conoce: la calle. Clarín.

 

Commentarios

comentarios

Mira también

Uruguay comienza la campaña de vacunación: prioridad para maestros y las fuerzas de seguridad

MOTEVIDEO. Uruguay comienza este lunes la campaña de vacunación contra el COVID-19, con el foco …