Inicio / Mundo / Crisis bancaria: UBS absorbe Credit Suisse, pero no calma los mercados

Crisis bancaria: UBS absorbe Credit Suisse, pero no calma los mercados

Los mercados asiáticos registraron fuertes bajadas este lunes, una señal de que los inversores no han recuperado “la confianza” pese a la compra de Credit Suisse por parte de UBS la víspera. En Hong Kong, el índice Hang Seng cayó más de 3% hacia las 6:00 GMT, y en la Bolsa de Tokio, el principal índice Nikkei cerró la sesión con una pérdida de 1,42%.

Este lunes persiste “una fuerte dosis de sospecha y de paranoia” en los mercados asiáticos, comentó en una nota Matt Simpson, analista de City Index. La fuerte bajada de los precios del petróleo y el aumento de los “valores refugio” como el oro y el yen son otros signos que muestran que los inversores siguen estando “asustados”, señala Stephen Innes de SPI Asset Management.

Tras intensas negociaciones este fin de semana, el primer grupo bancario suizo UBS aceptó el domingo comprar a su rival Credit Suisse, entre importantes garantías del gobierno helvético. El monto de compra de Credit Suisse, que desde inicios de la semana registró importantes pérdidas, es de 3.000 millones de francos suizos (3.020 millones de euros, 3.200 millones de dólares), en acciones de UBS, por un banco que valía casi el triple el viernes al cierre de la bolsa.

El sector bancario está bajo tensión desde que los grandes bancos central aumentaron sus tasas, para intentar contener la inflación. Las dificultades en varios bancos en Estados Unidos aumentaron el nerviosismo de los inversores, que vendieron sus títulos en los establecimientos considerados como menos estables.

 

Principales puntos
La compra de Credit Suisse por UBS creará un gigante bancario sin precedentes en la historia de Suiza, un país donde la banca es parte integral de la identidad nacional. Los siguientes son los principales puntos del acuerdo valorado en 3.000 millones de francos suizos (3.250 millones de dólares) concluido el domingo tras intensas negociaciones con participación del gobierno, reguladores financieros y el banco central.

Credit Suisse, el segundo mayor banco suizo, está inmerso en la turbulencia desde hace dos años y es una de las 30 instituciones financieras consideradas demasiado grandes para quebrar. “Su destino, por lo tanto, no solo es decisivo para Suiza, para nuestras compañías, clientes privados, sus empleados, sino para la estabilidad de todo el sistema financiero”, declaró el presidente suizo Alain Berset al presentar el acuerdo.

La ministra de Finanzas, Karin Keller-Sutter, dijo que la quiebra de Credit Suisse habría causado una “turbulencia económica irreparable”. “Por esa razón, Suiza debe asumir responsabilidad más allá de sus fronteras”, indicó. “La compra de Credit Suisse por UBS sentó la base de una mayor estabilidad en Suiza e internacionalmente”, agregó.

 

Coloso de gestión de patrimonio
“La combinación de los dos bancos fortalece la posición de UBS como líder mundial en manejo de patrimonio con más de 5 billones de dólares invertidos en bienes en los mercados de crecimiento más atractivos”, declaró el presidente de UBS, Colm Kelleher.

“También refuerza la posición de UBS como líder de banca universal en Suiza y extiende nuestra posición como el más importante banco global suizo”. “La combinación de los dos negocios deberá generar una reducción de costos anual de más de 8.000 millones de dólares para 2027″, señaló UBS en el comunicado.

 

Sin voto de accionistas
Los accionistas recibirán una acción de UBS por cada 22,48 acciones de Credit Suisse que posean, equivalente a 0,76 francos suizos por acción, por debajo del precio de cierre del viernes, de 1,86 francos suizos.

Sin embargo, esta compra no estará sujeta al voto de los accionistas, según un acuerdo alcanzado con las autoridades suizas y otras autoridades regulatorias. La Comisión de Competencia tampoco tendrá voz en la excepcional fusión entre los dos mayores bancos de Suiza.

 

Depósitos protegidos
“Se espera que la fusión se complete para finales de 2023 de ser posible”, indicó Credit Suisse en un comunicado. Entre tanto, Credit Suisse continuará la implementación de su programa de reestructuración “en colaboración con UBS”.

FINMA, el regulador financiero suizo, dijo que todos los servicios del banco continuarán sin interrupción. “Esto asegura la protección de los ahorristas cuyas cuentas, cuentas de seguridad y otros servicios (mostrador, cajeros automáticos, banca electrónica, tarjetas de débito y crédito) seguirán disponibles”, acotó.

 

Empleos
UBS asumirá la gestión de patrimonio, gestión de activos y banca nacional suiza de Credit Suisse, lo que incluye la banca detallista y préstamos a pequeñas y medianas empresas. “UBS pretende reducir el negocio de banca de inversión de Credit Suisse y alinearlo con nuestra cultura conservadora de riesgo”, señaló Kelleher en referencia a uno de los aspectos más riesgosos de la cartera de Credit Suisse.

Pero ni Kelleher ni el presidente de Credit Suisse, Axel Lehmann, dieron detalles sobre posibles cortes de empleos, aunque pretenden que el período de incertidumbre sea lo más breve posible. Para facilitar el acuerdo, el gobierno suizo otorgó a UBS una garantía por 9.999 millones de francos suizos para asumir posibles pérdidas provenientes de ciertos activos que absorberá. El Banco Nacional Suizo (central) también dará ayuda cuantiosa a los dos bancos en forma de liquidez por hasta 100.000 millones de francos suizos.

Fuente: AFP.

Commentarios

comentarios

Mira también

Lula recibe a Blinken en plena crisis diplomática de Brasil con Israel

BRASILIA. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, se reunió este miércoles con el presidente …