Aldo Zuccolillo, empresario. Antonio J. Vierci, empresario.
Inicio / Impreso / ¿Democracia económica con Zuccolillo y Vierci?

¿Democracia económica con Zuccolillo y Vierci?

Hay que alinearse a Aldo Zuccolillo y Antonio J. Vierci porque con ellos hay democracia económica, y no así con los monopolios de Horacio Cartes, según el diputado liberal Víctor Ríos, quien parece no haberse enterado de los monopolios de los 2 empresarios que no solamente controlan la mayoría de los medios de comunicación sino supermercados (Vierci) y emblemas de combustible (Zuccolillo).

ASUNCIÓN.- Ríos utilizó su muro en las redes sociales para hacer una larga apología de la conveniencia de apoyar y alinearse a lo que deciden Zuccolillo y Vierci, a quienes calificó como “demócratas” en materia económica y poco menos que paladines de la Justicia al enfrentarse al monopolio de las empresas de Cartes.

Como todos conocemos los negocios a los que está acostumbrado Ríos, gran “baluarte de la educación”, quien logró el milagro de volverse rico como docente en un país en el que los docentes no logran sobrevivir siquiera, lo único que nos queda es imaginar que habría obtenido alguna protección de los medios que dirigen ambos empresarios, ya que pocas cosas son tan opuestas como la democracia y estos dos próceres.

El diputado efrainista dijo primero que la pelea entre los mosqueteros y Cartes es una cuestión de “platudos”, pero decidió tirarse hacia los primeros con el argumento mencionado. Pareciera ser que Ríos no sabe de la cantidad de medios de comunicación que tienen ambos, o de los variados monopolios que manejan, ya que resulta evidente que sus tentáculos afectan cualquier tipo de negocio que se pudiera hacer en el país.

Las empresas de Vierci han sido señaladas como las responsables del contrabando de azúcar que ingresa al país, que, encima, es de mala calidad y muy dañina para la salud de quienes la consumen. Su monopolio de supermercados fija los precios de los productos a su antojo y el consumidor no tiene más remedio que someterse a su desmedida ambición.

En cuanto a Zuccolillo, no hay nada que no se haya dicho ya. Utiliza su diario para defender proyectos que le benefician y aumentan su fortuna, o atacar a aquellos en los que no puede sacar su tajada. Defiende a los emblemas porque está metido entre ellas, y ataca las obras viales porque su empresa de construcción no fue adjudicada.

Así que definir a estos personajes como los defensores de la democracia económica pareciera un chiste si no fueran tan perjudiciales para el país. Ríos debería analizar mejor las cosas antes de escribir este tipo de cosas.

Commentarios

comentarios

Mira también

En el primer mes de las clases presenciales, “el docente no va a tocar a ningún alumno, ni tocarse entre ellos”, afirmó Eduardo Petta

ASUNCIÓN. “Primer mes va a ser adaptación, retroalimentación, un mes de socialización. El docente no …