Inicio / Nacionales / Demolición diaria de su patrimonio histórico: la forma como Asunción festeja su 485º aniversario

Demolición diaria de su patrimonio histórico: la forma como Asunción festeja su 485º aniversario

ASUNCIÓN.- Mañana, la capital del país está de fiesta y celebra su aniversario 485º de fundación, enfrentando el terrible drama de las demoliciones diarias de sus edificios históricos, con una actitud de autoridades y sector privado que priorizan el factor económico antes que la historia de la ciudad.

En una entrevista publicada por Jimmi Peralta en el diario La Nación – Nación Media, la arquitecta urbanista Ana Rosa Lluis O’Hara, pasa la responsabilidad de estas demoliciones constantes al Estado paraguayo, que no hace nada por impedirlas, a pesar de contar con instituciones que deberían dedicarse a eso y una ley de protección del patrimonio, que establece sanciones para quienes la violan.

“El Estado, a través de la Secretaría Nacional de Cultura, tiene la obligación de velar por la protección del patrimonio cultural del país. Sus tareas están detalladas en la Constitución Nacional, en la Ley Nacional de Cultura y en la Ley Nacional de Patrimonio Cultural de Paraguay. Entre ellas, la más importante desde mi punto de vista y mi experiencia de estos más de 20 años siguiendo paso a paso la mala suerte que corre el patrimonio arquitectónico de nuestro país, en especial el del Centro Histórico de Asunción (CHA), sería el de parar con las demoliciones”, afirmó la entrevistada.

El patrimonio arquitectónico no tiene que ver solo con lo estético y visual, sino que es un documento que nos revela un montón de datos e información de cómo vivían las personas en el momento de su creación. Por lo tanto, el patrimonio transmite un mensaje del pasado a las futuras generaciones. Por ejemplo, antes de la llegada del primer automóvil al país, las esquinas no tenías ochavas, porque ellas no eran necesarias, ya que las ochavas cumplen la función de ampliar el campo visual del automovilista al llegar a una bocacalle. Este caso se observa en la Casa de Herrera y Yegros, demolida por su propietario casi en su totalidad”.

“En lo social nos cuenta cómo vivían las personas en la intimidad de sus hogares. En las viviendas, las cocinas no estaban a la vista de las visitas como ahora, porque socialmente ellos se vinculaban de una manera menos abierta que nosotros en la actualidad. En lo estético se valora el poder adquisitivo de los propietarios y eso se veía reflejado en sus viviendas y comercios”, añadió.

Lluis O’Hara específicó que “entre los edificios monumentales, no solo por su tamaño, sino por su valoración, tenemos a la Catedral, el Panteón, el Palacio de López, La Encarnación, la Estación San Francisco, el Cabildo, la Casa de la Independencia y otros. En los edificios de pequeña escala tenemos la Casa Fratta y el Ex Hotel Hispania, obras del genial constructor catalán Enrique Clari. La primera, uno de los mejores exponentes del Art Noveau en el país, y la segunda, del Art Decó”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Sedeco advierte que entidades financieras no pueden rechazar dólares

ASUNCIÓN.- Juan Marcelo Estigarribia, ministro de la Secretaría de Defensa del Consumidor (Sedeco), confirmó en …