Los paciente que fallecieron por paros cardiacos, son los candidatos a la donación de tejidos como las corneas y hueso.
Inicio / Impreso / Donación de órganos, esencial para seguir salvando vidas

Donación de órganos, esencial para seguir salvando vidas

En Paraguay, por ley, todos los habitantes, a partir de los 18 años, son donantes de órganos, pero aún falta reglamentar la normativa. Entretanto, continúan las barreras intelectuales, religiosas, afectivas, de conocimiento, de valor social, entre otros para donar órganos. El Dr. Federico Fretes, procurador de órganos del Hospital de Clínicas, afirmó que están tratando de romper con los tabúes y seguir salvando vidas.

Dr. Federico Fretes, procurador de órganos del Hospital de Clínicas.
Dr. Federico Fretes, procurador de órganos del Hospital de Clínicas.

ASUNCIÓN.- El Dr. Fretes explicó que el trasplante de órganos es uno de los avances más significativos y representativos de la medicina moderna. Manifestó que las iniciativas internacionales permitieron aumentar los programas de trasplantes, pero diversas circunstancias han impedido obtener resultados esperados en la provisión y disponibilidad de órganos, y así la lista de pacientes en espera de trasplante no deja de crecer. Además respondió a las siguientes preguntas:

ADN.- ¿Cuál  es la actual situación?

FEDERICO FRETES.- En las últimas semanas hubo muchos donantes. Arrancó todo con la detección del probable donante, el médico tratante brinda la comunicación al médico procurador y se coordina para la obtención de órganos, tal fue así que la semana pasada logramos una donación multiorgánica.

El procurador es un médico especializado en realizar la evaluación de un caso de un paciente que ha fallecido ya sea por paros cardiacos o muerte encefálicas. Este médico también es el encargado de entrevistarse con los familiares para hacer la solicitud de donación.

Esta es una figura que estamos implementando en el Hospital de Clínicas desde el comienzo de este año. Los primeros meses de 2019 el trabajo consistió en recabar estadísticas y hemos visto que nuestro hospital tiene una gran capacidad generadora de donantes.

Nuestro hospital se ha caracterizado en años anteriores en ser trasplantador. Sin embargo, ahora también queremos aportarle la figura de hospital donante.

La Ley “Anita”, la nueva normativa de donación y trasplante, quiere fortalecer la figura del procurador o coordinador en cada hospital, porque es el primero que hace contacto con el fallecido a través del médico tratante para hacer el inicio de esta “cascada” que culmina en la movilización de todo un grupo de profesionales que llevan a cabo el trasplante en sí.

ADN.- ¿En qué consiste la ley Anita?

FEDERICO FRETES.- La Ley Anitabusca determinar la inscripción automática de los mayores de 18 años y subsanar el trámite detrás del proceso que actualmente requiere que un familiar cercano autorice la extracción. Sin embargo, uno mismo también puede decidir no ser donante.

El documento refiere, en su artículo 17, que: “Toda persona capaz, mayor de 18 años, podrá manifestar su oposición, ante escribano público, en el Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT) o en las instituciones o locales que este habilite para el efecto”.

En el artículo 18 se cita que el trámite pertinente podrá realizarse ante la Dirección de Identificaciones de la Policía Nacional, en ocasión de gestionar su documento de identidad, y ante la Municipalidad, al solicitar el registro de conducir.

ADN.- ¿Cuáles son los trabajos del procurador?

FEDERICO FRETES.- El trabajo del procurador abarca más que una evaluación del paciente fallecido. También debe implantar dentro del hospital la cultura de la donación, porque ejemplo generar un cambio en los médicos, especialmente en lo que se refiere al paradigma del ciclo vital. Clásicamente nos han enseñado que una persona nace, crece, reproduce y muere, ahí termina el ciclo vital.

Sin embargo, ese ciclo vital en la actualidad tiene una continuidad, cuando se establece la muerte de una persona se puede tener dos caminos: la donación o la no donación, siendo esto un acto voluntario. Entonces ese cambio de mentalidad es lo que el coordinador de trasplante quiere transmitir a los médicos del staf o en formación.

Además está la parte operativa, una vez que se da un fallecimiento, el coordinador recibe una comunicación de sus colegas y se acerca a realizar la evaluación del paciente haber si no tiene una contraindicación para la donación. Una vez descartada las contra indicaciones se procede  a la entrevista con las familias para hacer la solicitud de la donación de órganos.

ADN.-¿Qué conlleva la entrevista con los familiares?

FEDERICO FRETES.- La entrevista con los familiares es una etapa clave de la donación, porque en ese momento están muy impactadas y dolidas por lo que están pasando. Cuesta que uno pueda asimilar tanta información, pero ese es el momento en que una persona con cierta preparación tiene que hacer el abordaje oportuno, con las palabras y la forma adecuada, de modo a obtener una respuesta afirmativa hacía la donación.

Ese es el trabajo que vengo realizando desde hace algunos meses en el Hospital de Clínicas y afortunadamente ya estamos observando los primeros resultados.

ADN.- ¿Quiénes pueden ser donante de órganos?

FEDERICO FRETES.- Nuestra ley establece que todos los mayores de 18 años, son presuntos donantes al menos que hayamos manifestado nuestra negativa de la donación en vida. Sin embargo, se está trabajando en la reglamentación de la ley.

Luego tenemos ciertas contra indicaciones médicas, que abarca una larga lista, pero normalmente todas las personas mayores pueden ser donantes de órganos o tejidos. Las personas que más aportan órganos son las que fallecen en muertes encefálicas.

ADN.- ¿En qué consisten las muertes encefálicas?

FEDERICO FRETES.- Son las personas que tienen un severo daño cerebral y habitualmente están internados en unidades de cuidados intensivos. Ahí se hacen el mantenimiento de los órganos de manera artificial, una vez que el paciente haya fallecido.

Luego están los pacientes que fallecieron por paros cardiacos. Estos son los candidatos a la donación de tejidos y en nuestro hospital recibimos las corneas y hueso, que estamos procurando obtener de estos tipos de pacientes.

Por otra parte, situaciones que todavía no lo excluyen a los pacientes todavía en nuestro país son las infecciones. Por ejemplo, que haya fallecido por Shock séptico o que esté cursando con alguna enfermedad infectocontagiosa como VIH, hepatitis B y C. Esas situaciones contraindican la donación acá en Paraguay, pero hay países donde se aprovechan también los órganos de estos pacientes.

ADN.- Normalmente los familiares, ¿Cómo recibe la noticia que su paciente ya no tiene esperanza de vida y que puede donar sus órganos?

FEDERICO FRETES.- Tenemos una respuesta muy variadas existen personas que espontáneamente manifiestan su intención de donación y generalmente son la gente más joven. Son los que normalmente ya tienen contacto con la información, principalmente en las redes sociales, es decir ya tiene compenetrado la cultura de la donación. Mientras que otras están en total desconocimiento, entonces ahí nuestra entrevista es bastante oportuna, porque se le abre una posibilidad que no tenía en cuenta.

Esto le produce también un alivio en su duelo a la persona que realiza la donación. Existen estudios que demuestran que el duelo es más llevadero en las personas que han donado órganos, que en aquellos que se negaron a la donación.

Commentarios

comentarios

Mira también

Denuncian a titular del Incoop por producción de documentos de contenido falso

El abogado Juan Sánchez presentó una denuncia ante la Fiscalía contra el titular del Instituto …