Inicio / Mundo / EEUU anuncia que reforzará los envíos de gas y petróleo a Europa si Rusia corta el suministro

EEUU anuncia que reforzará los envíos de gas y petróleo a Europa si Rusia corta el suministro

El Gobierno de Estados Unidos anunció que está trabajando con proveedores de gas y petróleo crudo de Medio Oriente, África del Norte y Asia para reforzar los suministros a Europa en caso de que se corte el flujo de Rusia, en un esfuerzo por desactivar el arma económica más poderosa de Vladimir Putin.

A medida que aumentaron los temores de una invasión de Ucrania, funcionarios estadounidenses dijeron el martes que habían estado negociando con proveedores globales y que ahora confiaban en que Europa no sufriría una pérdida repentina de energía para calefacción en pleno invierno.

“Para garantizar que Europa pueda pasar el invierno y la primavera, esperamos estar preparados para garantizar suministros alternativos que cubran una gran mayoría del déficit potencial”, dijo un alto funcionario.

La preparación para las entregas de suministros de gas es parte de una campaña de EEUU y sus aliados europeos para mostrar un frente unido y coherente a Putin con la esperanza de disuadirlo de invadir Ucrania. Joe Biden dijo el martes que consideraría imponer sanciones personales al propio presidente ruso.

Si Rusia ataca, dijo Biden, sería la “invasión más grande desde la Segunda Guerra Mundial” y “cambiaría el mundo”.

Muchos funcionarios europeos han dicho que sospechan que Putin instigó la crisis actual en pleno invierno calculando que tiene más influencia si puede amenazar con cortar las ventas de combustible ruso a Europa.

Rusia proporciona alrededor de un tercio del gas y el petróleo crudo importados por la Unión Europea. El año pasado, Rusia proporcionó alrededor de 128 mil millones de metros cúbicos de gas a Europa, según estimaciones de la industria, y alrededor de un tercio fluyó a través del territorio ucraniano.

Putin podría fácilmente cortar aún más el suministro de gas de los oleoductos que atraviesan Ucrania. En los últimos meses, para presionar al gobierno ucraniano, Rusia ya ha reducido los suministros que fluyen a través de Ucrania hacia Europa en un 50 por ciento. Rusia ha reducido ese flujo este invierno, y su esfuerzo por abrir el gasoducto Nord Stream 2, que conecta Siberia con Alemania, le daría una forma de canalizar todo su gas alrededor de Ucrania, paralizando una fuente clave de ingresos para el gobierno ucraniano a la vez que aumenta la dependencia europea del suministro ruso.

En medio de la crisis, los funcionarios estadounidenses han estado buscando fuentes de energía alternativas adicionales, en particular de gas natural.

Según Estados Unidos, una vez que estén seguros sobre el suministro de energía, los aliados europeos estarán mucho más dispuestos a separar a las instituciones financieras rusas del sistema bancario internacional y a unirse a nuevos controles de exportación que impedirían que los fabricantes rusos recibieran semiconductores y otras piezas clave que se basan en diseños americanos.

Al anunciar el esfuerzo, pero no las fuentes específicas de suministro alternativo, los funcionarios estadounidenses también están tratando de disuadir a Rusia de actuar.

Los funcionarios de la administración de Biden describieron la iniciativa de obtener combustible de fuentes alternativas que fluyen hacia Europa como un elemento clave para asegurar a los aliados que podrán superar cualquier corte de suministro de Rusia. Y argumentan que la enorme dependencia de Rusia de sus ventas de petróleo y gas, que representa más de un tercio del producto interno bruto del país y gran parte de los ingresos del gobierno, crea una vulnerabilidad en Moscú que los aliados occidentales pueden explotar.

“Si Rusia decide armar su suministro de gas natural o petróleo crudo”, dijo un alto funcionario de la administración, “no sería sin consecuencias para la economía rusa. Recuerden, esta es una economía unidimensional, y eso significa que necesita los ingresos del petróleo y el gas al menos tanto como Europa necesita su suministro de energía”.

El funcionario agregó: “Esperamos estar preparados para garantizar suministros alternativos que cubran una gran mayoría del posible déficit”.

El funcionario se negó a decir qué países estaban cooperando en el esfuerzo por reemplazar rápidamente el petróleo y el gas de Rusia, pero algunas de las fuentes son obvias, incluida Arabia Saudita y los proveedores existentes, como Noruega. Pero todos esos proveedores enfrentan límites de capacidad, por lo que el esfuerzo de Estados Unidos parece estar enfocado en obtener aumentos incrementales de una variedad de fuentes.

Otro de los principales proveedores de gas alternativo es Qatar, y el martes se anunció que el emir Tamim bin Hamad al-Thani visitará la Casa Blanca a finales de mes con la “estabilidad de los suministros energéticos globales” en la agenda. Pero la administración dijo que su alcance era global.

“La conversación es realmente amplia, con muchas empresas y países de todo el mundo. No se centra en uno o dos proveedores”, dijo un funcionario. “Y al hacer eso, no necesita pedirle a ninguna empresa o país en particular que aumente las exportaciones en volúmenes significativos, sino volúmenes más pequeños de una multitud de fuentes”.

Si el gas se desviara a Europa, tendría que ser en gran medida en forma de gas natural licuado (GNL), pero en la actualidad todo el mercado mundial de GNL no sería suficiente para compensar el déficit si Rusia corta el suministro de gas a través de Ucrania a Europa.

Estados Unidos también dijo que estaba preparando restricciones a las exportaciones a Rusia de software y hardware de alta tecnología fabricados por Estados Unidos y sus aliados. Los funcionarios dijeron que las medidas afectarían las ambiciones rusas en los campos aeroespacial, de defensa, láser y sensible, tecnología marítima, inteligencia artificial y computadoras cuánticas.

“Cuando elegimos estos sectores, es bastante deliberado”, dijo un funcionario. “Estos son sectores que el propio Putin ha defendido como el camino a seguir para que Rusia diversifique su economía más allá del petróleo y el gas. Y eso conduciría a una atrofia de la capacidad productiva de Rusia con el tiempo”.

Mientras tanto, el flujo de armas hacia Ucrania se ha acelerado. Funcionarios estadounidenses confirmaron que un avión que transportaba cientos de misiles antitanque Javelin había llegado a Kiev, y un envío de más Javelins está listo para partir desde Estonia.

Letonia y Lituania están suministrando misiles antiaéreos Stinger a Ucrania. El Reino Unido ha enviado 2.000 misiles antitanque y vehículos blindados Saxon, y Turquía ha suministrado drones Bayraktar.

Estados Unidos ha puesto a 8.500 soldados en alerta máxima para su despliegue en Europa del Este en un movimiento destinado a tranquilizar a los miembros de la OTAN en la región de que Washington está comprometido con su defensa. Funcionarios estadounidenses indicaron a Fox News que tropas de élite de las Divisiones Aerotransportadas 101 y 82 se encontraban entre las tropas en espera.

Ucrania no es miembro de la OTAN, y el secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg, dejó claro en una entrevista de CNN el martes que no se enviarían tropas de combate de la alianza a Ucrania. Actualmente hay unos cientos de asesores en el país de EEUU, Reino Unido y otros aliados. Infobae.

Commentarios

comentarios

Mira también

República Checa prorrogó el estado de emergencia por la llegada de refugiados desde Ucrania

Este viernes, el Gobierno de República Checa prorrogó el estado de emergencia ante el gran …