Foto archivo.
Inicio / Impreso / Egresados de la UNA rechazan mezquina actitud de directivos

Egresados de la UNA rechazan mezquina actitud de directivos

Egresados de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y de la Universidad Católica de Asunción (UCA), sentaron posturas horas antes de llevarse a cabo la Asamblea Universitaria (AU) prevista para hoy, respecto a la movilización protagonizada por los centros de estudiantes y en tal carácter afirmaron que apoyan la medida de fuerza de los alumnos, aduciendo que ya es tiempo que las autoridades de esta casa de estudios superiores dejen de “eternizarse en los cargos”.

ASUNCIÓN.- A un año de la revuelta de los estudiantes bajo el lema #UNANOTECALLES, un grupo de egresados de la Universidad Nacional de Asunción y de la Católica emitieron un comunicado para apoyar los reclamos de los jóvenes.

En el documento, los egresados de la UNA y la UCA refieren que “vemos que la UNA sigue en manos de decanos y consejos directivos eternizados en sus cargos, quienes la redujeron a la mediocridad, ubicándola muy por debajo de los estándares de calidad internacional y la alejaron de las necesidades del país”, según expresa la misiva difundida por responsables de este sector.

Asimismo, los egresados sostienen que la Universidad Nacional de Asunción “sigue siendo un espacio de incompetentes” por lo que la reforma de los estatutos es necesaria para la transformación del modelo actual, sostienen.

La postura de este grupo fue dado a conocer este miércoles, 24 horas antes de la realización de la AU, prevista para este jueves, donde una vez más se tratará de consensuar los criterios respecto a la conformación de las instancias de decisión de la UNA.

El Consejo Superior Universitario (CSU) de la UNA había conformado una comisión especial que revisó y reformuló algunos artículos del Estatuto por el cual se deberá regir la UNA; pero los docentes y decanos, haciendo “gala” de la mayoría que tienen en la AU, pasaron por alto dichas reformas, que precisamente se habían introducido en el código universitario con el propósito de evitar que se sigan cometiendo graves irregularidades en abierto perjuicio de la institución. Esta situación motivó a los alumnos a llevar adelante otra nueva movilización que se gestó en agosto del 2016 y que hasta hoy día tiene unida a los representantes de los centros de estudiantes de las 12 facultades, que hasta la fecha tienen tomado el edificio del Rectorado.

Los estudiantes en paro exigen que ninguna de las instancias de decisión en el gobierno de la UNA, tenga mayoría propia, de tal manera a evitar que siga habiendo corrupción. Además solicitan la conformación de un Tribunal Electoral, que los cargos docentes se hagan a través de concursos y la realización de la rendición de cuentas públicas de manera semestral. Igualmente proponen que los cargos de confianza se limiten y se establezcan nuevos criterios de selección.

En tal sentido, los egresados manifestaron que estando la comunidad universitaria integrada por tres estamentos (docentes, estudiantes y egresados), los mismos deben cogobernar la institución en igualdad de condiciones, dijeron mediante el comunicado divulgado ayer.

Los mismos se solidarizaron con la movilización y resistencia estudiantil, inédita en la historia de la UNA con el paro estudiantil en todas sus unidades académicas, e instaron a toda la ciudadanía a acompañar y ayudar a sostener la lucha estudiantil.

PIDEN QUE ASAMBLEA SE HAGA EN EL CAMPUS

Preocupados por la falta de garantías para la realización de la asamblea prevista para este jueves, la “Coordinadora de Docentes y Egresados por la reforma de la UNA”, solicitó que la reunión no se lleve a cabo en el Rectorado.

Los integrantes de este sector, que aglutina a docentes y egresados de todas las facultades de la Universidad Nacional, pidieron que la asamblea se realice en el Campus de San Lorenzo, argumentando la falta de espacio físico del local del Rectorado, lo que impedirá a los estudiantes seguir de cerca el desarrollo de la reunión. “El escaso espacio para la participación y el marcado tránsito vehicular, coloca en riesgo la seguridad de quienes quieran estar presentes”, expresa un escueto comunicado del referido organismo.

De igual manera, rechazan todo tipo de uso de la fuerza por parte de las Policía Nacional contra los estudiantes movilizados. “La justificación del uso de la violencia de las fuerzas policiales y de la consabida criminalización de la acción de los que se manifiestan, limita la participación de docentes, egresados, así como de la ciudadanía movilizada”, agrega la misiva. Por último, los universitarios responsabilizan a la autoridades de la UNA de cualquier tipo de represión que provenga de las fuerzas del orden, con el objetivo de impedir la presencia masiva de los mismos en la AU. “La responsabilidad de la eventual aparición de hechos de violencia y las consecuencias negativas devengadas de las condiciones antes mencionadas recaerán en las autoridades de la institución”, concluye el documento.

ANDRÉS BARBERO SIGUE TOMADO

Estudiantes de la carrera de Enfermería del Instituto Andrés Barbero de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) tienen tomada la institución desde el martes último. Denuncian presuntas irregularidades cometidas por las autoridades y exigen sus respectivas renuncias.

Explicaron que denunciaron por irregularidades a la directora de la carrera, Miguela Hermosilla, a la coordinadora Ofelia Rojas y la coordinadora de Teoría, Cornelia Bernal. Además, exigen que estas personas renuncien a sus cargos.

Los movilizados no supieron precisar qué tipo de irregularidades cometieron las autoridades del Andrés Barbero; pero sostienen que muchos estudiantes se acercaron a denunciar los supuestos maltratos cometidos por las autoridades y docentes de esta institución. “Cuando se inició el paro, el 9 de setiembre, nos declaramos en asamblea permanente. A medida que socializábamos el apoyo por la reforma del estatuto, los estudiantes denunciaban irregularidades, malos tratos, de estas tres personas”, explicó Ulises Prieto, estudiante. “A medida que socializábamos el apoyo por la reforma del estatuto, los estudiantes denunciaban irregularidades, malos tratos, de estas tres personas”, añadió. Por su parte, el estamento estudiantil de la carrera de Obstetricia de la UNA emitió un comunicado en el que aclara que no tienen nada que ver con la toma del Instituto Andrés Barbero.

Commentarios

comentarios

Mira también

Ofrecen más de 130 oportunidades laborales para esta semana

La primera semana de julio inicia con el anuncio de 135 vacancias en la vidriera …