martes , agosto 4 2020
Inicio / Impreso / El Gobierno ejecuta plan de rehabilitación campesina

El Gobierno ejecuta plan de rehabilitación campesina

La movilización del sector está prevista para el 19 de setiembre.

El anuncio del Banco Nacional de Fomento (BNF) y del Crédito Agrícola de Habilitación sobre el plan de recuperación financiera de pequeños productores más los recursos de apoyo a sectores vulnerables de los programas Tekoporã y Tenonderã convierten a la manifestación campesina del 20 de setiembre anunciada por el dirigente político Elvio Benítez en una marcha con fines político electoralistas. Volverán a exigir la condonación pese a la demostración que esa figura perjudicará al productor en su gestión crediticia.

ASUNCIÓN.- La condonación total de las deudas será nuevamente el pedido central de una nueva marcha campesina a realizarse en el mes de setiembre, así lo anunció el dirigente campesino Elvio Benítez. Un dictamen emitido por la Comisión de Hacienda del Senado había determinado que “condonar deudas podría provocar fuerte impacto” a todo el sistema financiero.

El acuerdo del 23 de abril de este año entre pequeños productores y el Gobierno determinó que las entidades del Estado establecerían las condiciones de recuperación financiera y así fue. La alternativa es la Ley de Rehabilitación Financiera vigente que permite la quita de los intereses y la refinanciación a 10 años de la deuda y 2 años de gracia, con un interés del 10 por ciento.

De inmediato se puso en marcha el plan y las organizaciones campesinas entregaron carpetas que contienen listas de deudores. Un porcentaje importante de estos productores son del Norte del país, Concepción y San Pedro.

El CAH y BNF lo filtraron y la primera organización arrojó rápidamente los primeros resultados; no así el BNF que debía elaborar un segundo plan para comprar la deuda a los bancos privados.

El CAH, a nivel nacional, ha podido “Reestructurar deudas en mora”, hasta la fecha, a un total de 8.568 Clientes, por un monto total de G.  32.093 millones, a plazos de hasta 10 años (incluyendo 2 años de gracia); recuperado así estos productores sus estatus de Sujetos de Crédito, luego de haber participado del Proceso de Educación Financiera.

Luis Aguayo, dirigente campesino alabó entonces los avances del proceso y apuntó que en poco tiempo se logrará la recuperación del productor con nuevos créditos.

BNF APLICA EXIGENCIAS MÍNIMAS A DEUDORES

Una vez anunciado el mecanismo de compra de la deuda; el Banco Nacional de Fomento (BNF) y los bancos privados iniciaron de inmediato el cruzamiento de información de antecedentes de los deudores. Afecta a 10.348 pequeños productores por un monto que supera G. 34 mil millones.

Este acuerdo y sus avances desactivan los motivos de la marcha anunciada por el dirigente político Elvio Benítez y termina dándole un giro, de interés social a político electoral.

Benítez es concejal departamental por el Frente Guasu, cuyo líder es Fernando Lugo, expresidente de la República.

Benítez provocó el retiro de la mesa de negociaciones y anunció una movilización sobre Asunción sin contenido social y exigiendo la condonación a sabiendas que aquello no correrá.

Carlos Pereira, presidente de BNF explicó que “el acuerdo estipula que el tope a ser asumido por el banco es hasta G. 45 millones, con un interés del 9% a hasta diez años y dos de gracia”.  Esta modalidad fue acordada con todas las organizaciones campesinas que asisten a las negociaciones iniciadas en abril pasado e incluye que “que el origen de la deuda debe ser la actividad agrícola”, agregó Pereira.

Son básicas las exigencias para acceder a la rehabilitación crediticia. Un informe del BNF detalla que el prestatario debe figurar en la lista elaborada en el marco del Acuerdo Estado Organizaciones campesinas, pequeños productores agrícolas pertenecientes al segmento de la agricultura familiar.

Debe provenir de una operación vigente o vencida a partir del 1 de enero de 2015 al 27 de abril de 2016 y poseer una calificación crediticia no mayor a 2 (dos) en la Central de Riesgos Crediticios del Banco Central del Paraguay a la fecha del acuerdo de entendimiento del 23 de abril de 2016.

El monto máximo del crédito restructurado no debe exceder de G. 30.000.000. Queda establecido que este será el monto máximo de riesgo que el BNF está dispuesto a asumir por cada prestatario, a través del procedimiento de compra de cartera, independientemente de las entidades financieras en las que radique su obligación. Existen otros parámetros de carácter administrativo.

Commentarios

comentarios

Mira también

Friedmann recusó a fiscal por pedir copia de un programa de TV, buscando dilatar la investigación

ASUNCIÓN.- El fiscal Omar Legal señaló este lunes que fue recusado en la causa de …