sábado , mayo 30 2020
Inicio / Nacionales / En Asunción y localidades del interior sigue el recreo. Que nadie pague por tu irresponsabilidad: ¡Quédate en casa!

En Asunción y localidades del interior sigue el recreo. Que nadie pague por tu irresponsabilidad: ¡Quédate en casa!

El tráfico sobre la Transchacho es fluido, al igual que en otras zonas.

ASUNCIÓN. A pesar de que a las 00 horas de hoy el gobierno volvió a endurecer las medidas de aislamiento, controlando la circulación de vehículos, y de que muchos expertos insisten en que lo único que está salvando a nuestro país del contagio masivo es la cuarentena total, es impresionante la cantidad de irresponsables que ignoran los controles y toman este tiempo como vacaciones.

En Asunción, desde tempranas horas se notó gran cantidad de vehículos tratando de ingresar por Calle Última y Cuatro Mojones, especialmente, pero también otros sitios fueron literalmente copados por ciudadanos que creen que están de fiesta y no ante un peligro que puede matar a gran parte de la población, incluidos ellos mismos.

Una situación similar se vive en las localidades del departamento Central, donde la gente aún no es consciente de la gravedad del caso y de lo que depara a nuestro país un eventual colapso de la ya débil salud pública.

Igual ambiente se observa en Encarnación, en donde se vio una larga fila de vehículos que intentaban entrar a la ciudad con la intención de adelantar la Semana Santa y disfrutar de las playas locales.

Ante esto, el intendente Luis Yd decidió cerrar la ciudad con maquinarias, lo que generó un enfrentamiento con el fiscal Enrique Díaz, quien cuestionó al intendente por no haber informado al Ministerio Público la decisión de realizar el bloqueo sanitario, por lo que el intendente retiró las maquinarias que impedían el ingreso a la ciudad, aunque advirtió que volverá a cerrar la ruta y responsabilizó al agente fiscal de que pudieran producirse un contagio masivo en la población.

Ciudad del Este tampoco está exenta de esta irresponsabilidad. Las calles están repletas de personas y vehículos, como un día normal. Los controles son aleatorios. Mientras interceptan a uno, otros diez pasan sin inconveniente.

Muchos, al igual que ADN, denunciaron el abuso de poder por parte de los agentes del orden durante los controles, lo que aparentemente hicieron que estos sean más flexibles. Pero localidades como Villarrica nos muestra que sin violencia es posible “persuadir” a la gente a entender que quedarse en casa puede salvar su vida y la de los demás. Lo que no se puede es aflojar. La labor del Ministerio Público es fundamental en ese sentido: no necesitan humillar ni golpear a nadie, la Fiscalía debe imputar y aplicar las sanciones establecidas por saltarse la cuarentena (multa que va de entre ocho a 40 millones de guaraníes o bien la privación de libertad hasta por 18 meses).

Los demás países deben servir de ejemplo. Lo que ocurre en Ecuador es apenas una muestra. En los últimos días circularon videos e imágenes de cadáveres de personas con coronavirus tirados en plena calle, a la espera de ser recogidos. Los hospitales colapsados, los pacientes dispersos en el piso, patio, debajo de los árboles, implorando por oxígenos; imágenes realmente terroríficas. Paraguay no está muy lejos de esto si seguimos saliendo de nuestras casas sin necesidad alguna. Las excepciones son especificas en ese sentido.

 

Commentarios

comentarios

Mira también

Coronavirus: 47 casos positivos más y cifra total llega a 964

ASUNCIÓN.– El Ministerio de salud confirmó este sábado 47 casos positivos de coronavirus en el …