Los “anticartistas” se mostraron unidos por un mismo objetivo (izq.), pero rápidamente demostraron que el único interés que los unía, era el personal. La dupla Marito-Velázquez fue lanzado sin la presencia de todos (der.).
Inicio / Impreso / En el “anticartismo”, cada uno para sí y Dios para todos

En el “anticartismo”, cada uno para sí y Dios para todos

El frente anticartista, anunciado tan triunfalmente hace pocas semanas, hace agua por todas partes. Los proyectos personalistas y el odio visceral al gobierno fueron las motivaciones fundamentales para su creación, lo que hizo que, desde el vamos, advirtiéramos que sería muy difícil construir unidad con tan bajos objetivos.

ASUNCIÓN.- Aunque Mario Abdo Benítez prometió que el acuerdo con Juan Afara y Nicanor Duarte Frutos era inminente, la verdad es que no pasa nada y en las demás carpas los dirigentes no se muestran demasiado entusiasmados con la idea de seguir apostando a un frente en el que solamente un movimiento, Colorado Añetete, fija las reglas.

Todo empezó con el ofrecimiento de los añetete a Hugo Velázquez para que complete la dupla con Abdo Benítez. Esto bastó para que el –hasta ahora- presidente de Diputados, abandone Honor Colorado, movimiento por el que pudo llegar a ocupar una banca en la cámara. A partir de allí, se iniciaron conversaciones con otros dirigentes molestos con el presidente Horacio Cartes, por no haber sido tenidos en cuenta en sus planes para el 2018.

El principal dirigente que se acercó a la disidencia fue el vicepresidente de la República Juan Afara. Algunos, incluso, llegaron a opinar que el alejamiento del copiloto habría sido un duro golpe para el oficialismo, aunque la cosa no pasó a mayores.

Y con el arribo de Afara al frente empezaron los problemas, puesto que el vice traía en sus maletas la seria intención de postularse a la Presidencia de la República, puesto que había pertenecido de manera indiscutible a Abdo Benítez, hasta entonces.

Luego de algunas escaramuzas entre marioabdistas y afaristas, los primeros decidieron, de manera inconsulta y prepotente, apurar el lanzamiento de la dupla Abdo Benítez-Velázquez, en un intento por desinflar las pretensiones del vice. Pero esto tuvo un efecto boomerang y el resultado fue muy diferente al que pensaron; no solamente Afara, ni siquiera Nicanor Duarte Frutos disimuló su molestia, por lo que ninguno de los 2 dirigentes asistió al acto del jueves pasado.

Nada ha cambiado desde entonces. Afara sigue haciendo campaña por su precandidatura, en contacto con los dirigentes de base de todo el país. Duarte Frutos aún no convoca a plenaria a su movimiento para definir qué postura tomar, y Marito tiene una hoja de ruta propia, junto con Velázquez, y, mientras habla de unidad, demuestra que los intereses de sus posibles aliados le interesan un pito.

Commentarios

comentarios

Mira también

Convocan a escritores a concurso de novela inédita con importante gratificación

Asunción.- La familia González Oddone, con el patrocinio de la Academia Paraguaya de la Lengua Española, …