El Papa Francisco.
Inicio / Mundo / En gesto de solidaridad con los refugiados, el Papa viajará a Grecia

En gesto de solidaridad con los refugiados, el Papa viajará a Grecia

En otro fuerte mensaje de solidaridad a los 50 millones de refugiados que hay en el mundo, el Papa Francisco hará un viaje relámpago a la isla griega de Lesbos, el próximo 14 o 15 de abril. Esta ciudad, en los últimos meses, se convirtió en punto de llegada de miles de sirios procedentes de Turquía y de otros países castigados de Medio Oriente.

ATENAS.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el Patriarca Ecuménico Ortodoxo Bartolomé, líder espiritual de la Iglesia Ortodoxa que reside en Estambul, también estarán presentes, anunció este martes un funcionario del gobierno.

La Iglesia Ortodoxa de Grecia había dicho anteriormente que aceptó la sugerencia del Papa Francisco de una visita para poner de relieve la mala situación que enfrentan miles de refugiados que han escapado de los conflictos en sus países.

El comunicado griego manifiesta que el Papa expresó su deseo de realizar la visita para atraer la atención sobre el amplio conflicto que se vive en la zona del Mar Mediterráneo, “que tiene un efecto perjudicial sobre las comunidades cristianas, pero también para subrayar el problema humanitario generado por los desesperados refugiados que buscan un futuro mejor en Europa”.

La visita de Francisco está prevista para el 14 y 15 de abril, cuando planea dar una vuelta por la isla de Lesbos, uno de los puntos claves de la crisis de refugiados que enfrenta Europa.

El comunicado de la Iglesia Ortodoxa Griega afirmó que la visita del Pontífice tendría “una duración de pocas horas, puramente humanitaria y simbólica”.

Desde el principio de su pontificado Francisco, hijo de inmigrantes piamonteses que emigraron a la Argentina, intentó llamar la atención de la comunidad internacional ante la tragedia de miles de personas que mueren ahogadas en el mar Mediterráneo intentando llegar desde el norte de África a Europa. Su primer viaje como Papa, de hecho, lo hizo a la isla de Lampedusa, al sur de Sicilia, en julio de 2013.

Preocupado por un fenómeno que desde entonces no hizo más que empeorar, con la guerra en Siria y el auge del fundamentalismo islámico, el 20 de marzo pasado, en la misa de Domingo de Ramos, el Papa lamentó la indiferencia que padecen los refugiados y que nadie “quiera asumir la responsabilidad de su destino”. Aludió así, sin mencionarla, a la incapacidad de la comunidad internacional en general, y de la Unión Europea, en especial, para enfrentar la peor oleada de refugiados que golpea al continente desde la Segunda Guerra Mundial.

El jueves santo pasado, en otro gesto que fue un claro mensaje de solidaridad y atención, les lavó los pies a refugiados de un centro de acogida de las afueras de Roma.

Commentarios

comentarios

Mira también

El Congreso chileno aprobó el matrimonio igualitario

SANTIAGO.- El Congreso de Chile aprobó el proyecto de ley que permitirá el matrimonio igualitario, por lo que …