Expertos de diferentes partes del mundo debatieron sobre el proyecto de esclusa de Itaipú, y reconocieron que por su magnitud será un desafío para la ingeniería.
Inicio / Impreso / Esclusa de Itaipú será un desafío para la ingeniería

Esclusa de Itaipú será un desafío para la ingeniería

La esclusa de navegación de la Itaipú, con la cual se podrá realizar la transposición de la represa de la usina en la zona de Hernandarias, en caso de ser ejecutada será una grandiosa obra de ingeniería que nuevamente pondrá a la Binacional en la vanguardia en construcciones de gran envergadura. Serán cuatro niveles con 30 metros de altura, y será la mayor en su género en el mundo. De ejecutar el emprendimiento, la misma va a demandar una millonaria inversión que va a generar miles de puestos de trabajo.

ASUNCIÓN.- El sistema de navegación y transposición de Itaipú abrirá la última de las trabas para fluir hacía un encuentro entre mares, a través de las esclusas

Zona donde deberá ser ejecutada la esclusa, está totalmente dentro del territorio paraguayo, en Hernandarias.
Zona donde deberá ser ejecutada la esclusa, está totalmente dentro del territorio paraguayo, en Hernandarias.

proyectadas en la margen derecha de la represa, en el distrito de Hernandarias. El proyecto plantea la construcción de un canal de desvío con 4 esclusas a la altura de la represa, permitiendo así la navegabilidad a lo largo del Río Paraná.

El tema fue analizado por expertos internacionales quienes tuvieron acceso al estudio de factibilidad realizada por una alianza entre una empresa de Francia y otra de Holanda.

Según el informe de la Superintendencia de Comunicación de la Itaipú, con esta obra podrán salvarse los 128 metros de diferencia en la altura, existentes entre las cotas de niveles del río, a cada lado de la represa de Itaipú.

Las embarcaciones que navegarán de lado a lado de la represa, sortearán la diferencia de altura entre los extremos del canal de desvío, a través de 4 esclusas que constituirán un desafío para la ingeniería y un nuevo récord mundial para Itaipú, ya que con 30 metros de altura de transposición serán casi dos veces más de profunda que la esclusa de Kieldrecht (Bélgica), hasta hoy la más grande del mundo.

El sistema de navegación de Itaipú hará que el río Paraná vuelva a ser navegable en toda su extensión, posibilitando así una conexión fluvial directa con el Océano Atlántico para el transporte de producción agrícola, combustibles, comodities, vehículos, cargas y pasajeros.

El enorme potencial del proyecto enlaza oportunidades de proyectos anteriores como el de la Hidrovía Paraguay – Paraná, beneficiando así a distritos asentados en el área de influencia del río Paraná y sus afluentes como: Bello Horizonte, Uberlandia y Ribeirão Preto, São Paulo, Campo Grande, Curitiba y  Foz do Iguaçu en el Brasil; y los departamentos de Alto Paraná, Itapúa, Misiones y Ñeembucú del Paraguay.

El proyecto se alinea además con el conjunto de obras del Eje Interoceánico Central así como el Eje Mercosur – Chile.

Representa además grandes oportunidades de desarrollo regional en términos de infraestructura y logística, para el crecimiento del comercio entre mercados, el desarrollo de nuevas cadenas productivas, más turismo y diversificación de negocios, mayor competitividad desde la región hacía el mundo, y sus necesidades emergentes, en cuanto a alimentos y energía, sin dejar de mencionar la cercanía y afinidad entre las culturas de los pueblos.

Durante el Seminario Internacional “Sistema de Hidrovías Regionales: Transposición de la Presa de Itaipú”, organizado por la Binacional, fue escenario para un importante intercambio de conocimientos a través de las exposiciones de expertos nacionales e internacionales.

Ilya Espino de Marotta expuso sobre las experiencias en el Programa de Ampliación del Canal de Panamá. La experta se desempeña como vicepresidenta ejecutiva del Programa de Ingeniería y Gestión de la Autoridad del Canal de Panamá.

La expositora explicó que se trata de una obra de aproximadamente 80 kilómetros (50 millas) de distancia entre el mar Caribe y el océano Pacífico.

El agua usada para elevar y descender barcos en cada esclusa proviene del lago Gatún, por gravedad. El servicio de línea de conectividad de Panamá conforma un total de 144 rutas comerciales, que abarcan 1.700 puertos de 160 países alrededor del mundo.

La experta también hizo alusión a las principales diferencias entre las esclusas existentes y nuevas, entre las que se pueden citar: lleno lateral, compuertas deslizantes, uso de remolcadores y tinas de reutilización de agua.

Commentarios

comentarios

Mira también

Los veteranos del Chaco cobrarán la pensión y el subsidio este viernes 22

Este viernes 22 de octubre, los excombatientes de la Guerra del Chaco cobrarán sus pensiones …