sábado , mayo 30 2020
Inicio / Impreso / “Fiebre del oro” alimenta las pandillas y aumenta la inseguridad en Venezuela

“Fiebre del oro” alimenta las pandillas y aumenta la inseguridad en Venezuela

Un trabajador minero en Puerto Ordaz, Venezuela.

CARACAS.- Con la disminución de los ingresos del petróleo y las sanciones de Estados Unidos, Nicolás Maduro ha estado confiando en la riqueza de las minas para mantener el gobierno a flote. Permitió que la industria ilegal y los grupos armados que los dirigen florezcan, generando una epidemia de violencia.

Puerto Ordaz fue alguna vez el centro industrial de Venezuela, un sueño modernista de grandes bulevares, filas de fábricas y puerta de entrada a un cinturón de ricos yacimientos petrolíferos que financiaron la generosidad del gobierno durante décadas.

Sin embargo, a medida que la economía se iba derrumbando, la ciudad moderna de acero y aluminio fue tragada por su pasado, transformada en poco más que un puesto de avanzada de las minas de oro a unas pocas horas de distancia en las márgenes del Amazonas.

El periódico inglés TheGuardian llegó hasta Puerto Ordaz, para retratar la cruda situación que atraviesan los habitantes de esta ciudad que en el pasado fue próspera.

El oro también paga cada vez más las facturas del gobierno nacional en la lejana Caracas. Con la disminución de los ingresos del petróleo y las sanciones de Washington, Maduro apuesta a la riqueza de las minas.

Así que el Ejecutivo permitió que la industria ilegal y los grupos armados que los dirigen prosperen, generando una epidemia de violencia, enfermedades y devastación ambiental.

“Más de la mitad de nuestros clientes quieren pagar en oro”, dijo un agente de bienes raíces en Puerto Ordaz. “Con la inseguridad no sabe quién sabe que tiene oro”, agregó al tiempo que pedía no ser nombrado por su seguridad.

Commentarios

comentarios

Mira también

Duplicación de rutas 2 y 7: pagan US$ 798.000 por indemnización

CAAGUAZÚ.- Para avanzar con el proyecto de duplicación de las rutas 2 y 7, en …