Foto: ABC Color.
Inicio / Nacionales / La “Casa del horror” de Strossner atrapó el interés de BBC Mundo

La “Casa del horror” de Strossner atrapó el interés de BBC Mundo

ASUNCIÓN. La cadena BBC Mundo publicó un extenso material periodístico sobre el hallazgo de los restos óseos en la excasa del fallecido dictador, Alfredo Stroessner en Ciudad del Este. Resalta la falta de claridad sobre el dominio del inmueble y las características de un lugar lleno de misterios.

A continuación, la información periodística:

Cerca del río Acaray, hacia la frontera con Brasil y Argentina, una casa abandonada en el oriente de Paraguay guarda secretos oscuros del gobierno militar más largo en la historia de Sudamérica.

Alfredo Stroessner, el controvertido militar que gobernó el país entre 1954 y 1989 solía pasar temporadas cortas en la zona, lejos del ruido de Asunción, la capital.

Pero desde que fue expropiada a inicios de los 90, la quinta El Pinar, en la Finca 66, en Ciudad del Este, ha tenido un destino tan oscuro como el de los años en que la habitaron. Su propiedad se ha disputado por años y nadie parece saber a ciencia cierta a quién pertenece: medios paraguayos se debaten entre si se trata de un terreno municipal o si pertenece, en realidad, a un nieto de Stroessner.

Pero entre tanto, desde hace casi tres décadas, la quinta, de unas 30 hectáreas, ha sido frecuentemente ocupada tanto por adictos que iban allí a perforar sus venas como por grupos, familias o personas sin hogar que una y otra vez han sido desalojados.

La mansión semiderruida también ha sido motivo frecuente de leyendas: los que viven en la zona la llaman “la casa del horror” y creen que oculta desde tesoros hasta “fantasmas”.

De hecho, por ciertos vericuetos del azar, unas familias que ocuparon el lugar a finales de agosto pusieron pies en polvorosa esta semana tras un macabro hallazgo.

Mientras rompían los azulejos de un baño en busca de tesoros ocultos encontraron cráneos y huesos humanos.

“Hay rumores de que aquí hay oro y lo que encontramos fueron restos óseos. El que estaba escavando para buscar el oro salió corriendo”, contó uno de los testigos a una televisora local.

Se trata, al parecer, de al menos tres cráneos y otros restos humanos que nadie sabe cómo llegaron allí o a quién pertenecen.

Pero entre los familiares de desaparecidos durante el gobierno de Stroessner, la noticia ha sido una esperanza recobrada: la posibilidad de tener un despojo de los que perdieron, de salvarlos del olvido al que los intentaron reducir en aquellos años oscuros y los que han venido después.

“Es una noticia que nos desconcierta a todos por la posibilidad de que sean desaparecidos. Incluso yo voy con la esperanza de descubrir si mi padre es uno de los que está allí”, le dice a BBC Mundo el doctor Rogelio Goiburú, jefe de la Dirección de Memoria Histórica y Reparación del Ministerio de Justicia, quien es también hijo de un desaparecido.

De acuerdo con Goiburú, un equipo de su oficina y la Fiscalía visitará el lugar este martes para recolectar la osamenta e intentar determinar su identidad. Sin embargo, indica que el hallazgo, por lo que se ha visto de momento, deja más dudas que certezas.

Como casi todo lo que rodea la vida del general paraguayo, sus estancias en la quinta El Pinar de Ciudad del Este son unas de las tantas páginas todavía por escribir de la historia reciente de la nación.

“Están documentado con el testimonio de muchas víctimas que Stroessner era un pedófilo y que le llevaban criaturas de 9, 10, 12 años para que tuviera relaciones con ellas. No es de extrañar que en esta casa, sus militares también le recibieran con criaturas de la zona”, dice el historiador paraguayo Carlos Pérez Cáceres. “Hay testimonios de esos abusos que ahora es que se está empezando a investigar en la Fiscalía y son hechos bastante aberrantes”, señala.

Se sabe que el predio pasó a manos de Stroessner en 1962, luego de que se repartiera con otros 16 generales la llamada Finca 66, que según la prensa local figuraba como “una reserva la Cámara de Diputados”.

Desde entonces se convirtió en una de las tantas casas que el presidente tenía por todo el país, pero algunos aseguran que estaba entre sus favoritas.

De hecho, Ciudad del Este, la segunda ciudad más importante de Paraguay, fue renombrada en honor del general gobernante: se llamó Puerto Presidente Stroessner hasta 1989.

Pero los expertos creen que por su cercanía estratégica a la Triple Frontera, la mansión constituyó más que una casa de descanso.

De hecho, de acuerdo con Goiburú, los rumores sobre la presencia de cuerpos humanos allí han rondado la zona por largo tiempo.

Se puede acceder a la información completa aquí: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-49617173

Commentarios

comentarios

Mira también

Conductores de plataformas alistan sistema antirrobo

ASUNCIÓN.- Conductores de plataformas que operan en Asunción y Central contarán con un sistema de …