Inicio / Mundo / Las altas temperaturas no ralentizan la transmisión del SARS-CoV-2, según investigadores de Harvard

Las altas temperaturas no ralentizan la transmisión del SARS-CoV-2, según investigadores de Harvard

MASSACHUSETTS. Es poco probable que las temperaturas más altas del verano limiten la propagación del coronavirus, de acuerdo a un informe publicado en la revista científica Nature.

Los virus de la influenza sobreviven más tiempo fuera del cuerpo en aire frío y seco que en ambientes más cálidos y húmedos, lo que les da la oportunidad de infectar a más personas en invierno que en primavera y verano. Pero la investigación reciente ha dado una imagen mixta de si el nuevo coronavirus muestra un comportamiento similar.

Para ver cómo los cambios de estación afectaron la propagación del virus en China, Canelle Poirier y Mauricio Santillana de la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, Massachusetts, y sus colegas crearon un modelo que incorpora datos de China recopilados entre mediados de enero y mediados de febrero. Estos datos incluyeron recuentos de casos de COVID-19, condiciones climáticas e información sobre viajes nacionales. El modelo también tomó en cuenta los bloqueos instigados por el gobierno.

El equipo descubrió que el clima por sí solo no podía explicar la variabilidad en la propagación del virus, que continuó en áreas de China con climas tropicales y también en aquellas que son frías y secas.

Sin embargo, no se trata de la primera investigación que lo demuestra. Un estudio de la Universidad de Princeton señaló a comienzos de este año que las altas temperaturas y la humedad no limitarían la propagación de la COVID-19 mientras la población continúe sin desarrollar inmunidad. “No parece que el clima esté regulando la propagación en la actualidad”, dijo uno de los investigadores a cargo del proyecto.

“Proyectamos que los climas más húmedos y calurosos no van a reducir la velocidad de contagio del virus en los comienzos del brote”, indicó la investigadora Rachel Baker, que trabajó en el estudio del Instituto de Medio Ambiente de Princeton (PEI).

En enfermedades como la gripe el clima juega rol importante en su propagación, pero en el caso del nuevo coronavirus, la ausencia de inmunidad en la población es un factor mucho más importante, aseguran desde el PEI.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostuvo que se desconoce si el coronavirus SARS-CoV-2 actúa de forma diferente cuando las temperaturas cambian según las estaciones del año y que, por tanto, no hay que compararlo con la forma en que actúa el virus de la gripe. (Con información de agencias internacionales)

Commentarios

comentarios

Mira también

Covid-19: cae la mortalidad en un 18% a medida que mejoran los tratamientos

NUVA YOK. Dos grandes recientes estudios muestran que las personas hospitalizadas por COVID-19 en marzo …