martes , agosto 4 2020
Inicio / Política / “Los hombres de Desirée Masi” en el gobierno de Abdo Benítez
Los hombres de Desireé: Arriba: Arnaldo Giuzzio, Carlos Arregui y René Fernández. Abajo: José Casañas Levi, Emilio Fuster y Rafael Filizzola.

“Los hombres de Desirée Masi” en el gobierno de Abdo Benítez

ASUNCIÓN. Lo primero que hizo Mario Abdo Benítez al asumir como presidente de la República fue convocar a su vieja amiga Desirée Masi, convencido de que la alianza que mantuvieron durante 5 años en el Senado les iba a funcionar igual en el gobierno. Aunque también fue convocado Efraín Alegre, él fue una suerte de invitado de piedra, ya que no consiguió ningún lugar en el gabinete.

Pero Masi se alzó con 6 lugares en el esquema del gobierno de Abdo Benítez, en donde ubicó a sus principales referentes, o los únicos, ya que el Partido Democrático Progresista no se caracteriza precisamente por su cantidad de afiliados.

Cuando, un año atrás, Abdo Benítez corrió el riesgo de ser sometido a juicio político por un supuesto negociado en Itaipú, la unidad colorada-opositora quedó rota ya que no fueron ni Masi ni Alegre quienes le sacaron las castañas del fuego, sino su correligionario, alevosamente ninguneado hasta entonces, Horacio Cartes.

A partir de allí, Desirée se convirtió en una feroz crítica al gobierno y no tiene empacho de protagonizar escándalos en las redes sociales, con un lenguaje procaz y agresivo. Pero ya sabemos que la senadora por el PDP puede ser loca pero no come vidrio, así que mientras patalea y escupe al gobierno de Abdo Benítez, se cuida muy bien de que sus “hombres” continúen ocupando espacios en el gabinete presidencial.

Allí siguen tan campantes Arnaldo Giuzzio (Senad), Carlos Arregui (Seprelad), René Fernández (Secretaría Anticorrupción), Emilio Fuster (Unidad Interinstitucional contra el Contrabando), José Casañas Levi (director de Anticorrupción del MEC) y hasta su marido, Rafael Filizzola, quien fue contratado como asesor del MEC en un llamado “proceso de construcción del Plan Nacional de Transformación Educativa”.

Sabemos que pretender coherencia por parte de la “explosiva” Masi es como pedir peras al olmo. Sin embargo, la ciudadanía no es tonta y cada vez que utiliza su cuenta de Twitter para denostar contra el gobierno, le reclaman y exigen que retire a sus hombres del gobierno. Hasta ahora parece ser la mejor manera de hacerla callar.

Commentarios

comentarios

Mira también

El “Rolfi tour” recorrió medios, desmintió acusaciones pero no levantó ningún cargo

ASUNCIÓN. Las denuncias presentadas por el Grupo Nación, que demuestran sin atisbo de dudas que …