martes , junio 2 2020
Inicio / Impreso / Oposición a la emisión empuja a Paraguay a brazos del FMI

Oposición a la emisión empuja a Paraguay a brazos del FMI

Desirée Masi.

La senadora Desirée Masi, presidente de la Comisión de Hacienda, es ferviente seguidora de Frente Amplio, partido de izquierda de Uruguay, en el gobierno, que emitió bonos en 2015 para pagar su deuda. Hizo exactamente lo mismo que pretende la administración  de Horacio Cartes en nuestro país. ¿Lo ignora o su pretensión es empujar a Paraguay a los brazos del Fondo Monetario Internacional (FMI) que otorga créditos atados; contra los bonos que permite al gobierno invertir en lo que le parece necesario. La emisión en Uruguay permite desarrollar las políticas de crecimiento para el país; dijo Danilo Astori, ministro de Economía charrúa.

ASUNCIÓN.- La congresista del Partido Democrático Progresista (PDP), Desirée Masi, se manifiesta ferviente admiradora de la administración del Frente Amplio que gobierna Uruguay hace ya tres periodos y que en 2015 emitió un nuevo bono global de deuda con vencimiento a 2027 por un valor de US$ 1.700 millones, con una demanda que trepó a US$ 3.000 millones. ¿Masi lo ignora?,  y si tiene conocimiento sabrá que los efectos sobre el país son los mismos.

El ministro de Hacienda, Santiago Peña, explicó en reiteradas ocasiones que los ingresos genuinos no pueden ser utilizados para el repago de las obligaciones porque terminarán restando fuerza a los programas sociales. Uruguay debió emitir certificados de deuda por similares circunstancias.

Al respecto, la viceministra de Economía Lea Giménez detalló que “no se pueden utilizar ingresos tributarios para pagar el compromiso público, porque eso implicaría medidas muy agresivas, como recorte a programas sociales y nula capacidad de inversión”.

El ministro de economía de Uruguay, Danilo Astori, explicó que “la ejecución de esta transacción se realizó con el objetivo de aumentar significativamente la liquidez del gobierno central y asegurar el prefinanciamiento del país ante cualquier eventualidad de futuro en un mundo complicado”.

Astori explicó además que esta emisión permitirá “que Uruguay pueda trabajar tranquilamente y seguir promoviendo políticas públicas que permitan mantener los niveles de crecimiento y a través de ellos seguir generando resultados positivos para la sociedad”.

En Asunción, el gobierno aguarda el momento propicio para emitir por US$ 558 millones y de ese monto se destinarán US$ 312 millones para refinanciar la deuda pública y el resto para inversiones de obras de infraestructura.

Al no existir recursos propios y si se evita la emisión quedará la alternativa de acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) que dispone de créditos atados; lo que significa que existen condiciones verticales. Serán los técnicos del FMI quienes determinan que en que obras invertir, las características y sugieren como licitar y hasta a quien otorgar la concesión. ¿Será este el planteamiento de Masi?

El gobierno de Cartes asegura que la emisión es la más conveniente “que los compromisos asumidos por los bonos son a un plazo mayor que las deudas actuales y a un interés más bajo. Estos bonos pagan solamente el capital, mientras que los intereses son saldados con ingresos genuinos del fisco”, apuntó Peña.

Paraguay presenta uno de los niveles de deuda per cápita más bajos de la región “alcanza el 23% del Producto Interno Bruto (PIB), muy por debajo del techo recomendado por organismos internacionales (45%)”, culminó el ministro Peña.

Commentarios

comentarios

Mira también

Duplicación de rutas 2 y 7: pagan US$ 798.000 por indemnización

CAAGUAZÚ.- Para avanzar con el proyecto de duplicación de las rutas 2 y 7, en …