Monseñor Miguel Ángel Cabello, obispo de Concepción.
Inicio / Impreso / Otro obispo con ínfulas de político

Otro obispo con ínfulas de político

El obispo de Concepción, monseñor Miguel Ángel Cabello, amenazó con el juicio político al presidente de la República a causa de la inseguridad que se vive en el país, como si él tuviera atribuciones para tomar esa decisión. Es obvio que el ejemplo de Fernando Lugo sigue haciendo mella en los curas, que parecen utilizar a la iglesia como trampolín para lanzarse a la arena política.

ASUNCIÓN.- De los muchos males que tuvimos que soportar durante el gobierno de Fernando Lugo, uno de los peores es que quienes habían sido sus colegas curas se convencieron de que ellos también pueden llegar a la Presidencia de la República y que manteniendo una postura crítica hacia el gobierno –el que fuere- se obtienen votos.

Ahora es otro obispo, el de Concepción, el que se las da de analista político o legislador o vaya a saber qué cosa –cualquiera menos cura- y ha decidido que hay condiciones para hacerle juicio político a Cartes. El argumento es el aumento de la inseguridad en el territorio nacional.

Pero Cabello no parece el único sacerdote con ganas de promocionarse políticamente ya que la parroquia de la localidad de Horqueta ha decidido organizar una marcha a la que ha convocado a todos los habitantes del lugar, y de la que también participará el obispo. El tema es el reclamo de los ciudadanos para que haya paz y el EPP libere a los 4 secuestrados que mantiene desde hace mucho tiempo.

Desde luego que es válida la manifestación ciudadana y hasta que los sacerdotes utilicen el púlpito para denunciar la inseguridad y exigir mayor protección de los estamentos del Estado para los ciudadanos del país. Lo que no es correcto es que se extralimite reclamando el juicio político al presidente, atribución esta que está en manos de las cámaras del Congreso y no de la Iglesia Católica.

En una entrevista con Radio 1000, Cabello dijo que la situación ya no da más, por lo que había decidido participar de la marcha ciudadana de Horqueta y agregó que los últimos acontecimientos son motivo más que suficiente para un juicio político al presidente. “Si esto hubiese sucedido en tiempos de Lugo, hace rato hubiera sido un motivo de juicio político”, dijo el obispo.

Parece que estos sacerdotes no se dan cuenta de que, luego de la experiencia de Lugo, la gente ya no tiene intenciones de volver a confiar los destinos del país a ningún obispo, a pesar de que la Iglesia Católica vuelva a apoyar este desacierto.

Commentarios

comentarios

Mira también

Alertan sobre caso confirmado y sospechosos de la viruela del mono en Foz de Yguazú

ASUNCIÓN.- El Centro de Informaciones Estratégicas de Vigilancia en Salud (CIEV) de Brasil confirmó un …