Inicio / Mundo / Proceso histórico: El juicio definitivo a Donald Trump

Proceso histórico: El juicio definitivo a Donald Trump

WASHINGTON. Todo está preparado para el segundo ‘impeachment’ a Donald Trump, un juicio político doblemente histórico que arranca el martes en el Senado. Nunca antes un presidente de Estados Unidos había sido sometido dos veces al proceso. Nunca ninguno lo enfrentó tras abandonar el cargo y, aunque hay un precedente en el siglo XIX de un exsecretario de guerra juzgado tras dejar la cartera, ese es el elemento central de la defensa del exmandatario para plantear este ‘impeachment’ como inconstitucional.

Tampoco nunca antes, claro, el ocupante del Despacho Oval había sido señalado por “incitación a la insurrección”, el único cargo que Trump enfrenta por lo que los nueve ‘managers’ demócratas del ‘impeachment’, que actúan como fiscales, han definido como su “inconfundible” responsabilidad en el asalto al Capitolio del 6 de enero. El episodio sacudió los cimientos democráticos de EEUU, conmocionó al país y dejó cinco muertos, y Trump está señalado por arengar a la turba aquel día, después de meses alimentando la furia con sus acusaciones infundadas y teorías conspiratorias sobre fraude electoral.

Como también han escrito los demócratas en el documento legal de 80 páginas que presentaron el martes pasado planteando su caso, tampoco “desde el nacimiento de la república ningún enemigo, extranjero o nacional, ha obstruido nunca el recuento de votos en el Congreso. Ningún presidente ha rechazado aceptar un resultado electoral o desafiado los procesos legítimos para resolver disputas electorales. Hasta el presidente Trump”.

El republicano, desde el 20 de enero, está instalado en su club Mar-a-Lago en Palm Beach (Florida), sigue sin haber reconocido la legítima victoria de Joe Biden públicamente y nunca ha dejado de defender, sin pruebas, la falsedad de que ganó las elecciones, según él “de forma aplastante” (Biden obtuvo siete millones más de votos que él). Su insistencia en hacer de esas mentiras estrategia central de su defensa hizo que muchos abogados rehusaran defenderle o abandonaran el barco, y Trump no pudo anunciar hasta hace ocho días el fichaje de los letrados Bruce Castor y David Schoen. Y aunque estos van a centrarse en retar la constitucionalidad del proceso y en tratar de amparar en la primera enmienda que protege la libertad de expresión las polémicas declaraciones de Trump, también han hecho un guiño a su cliente y en el documento de 14 páginas que presentaron el martes niegan que sean falsas sus afirmaciones, por más desacreditadas que estén.

Commentarios

comentarios

Mira también

Covid: haberse contagiado no les garantiza a los jóvenes la inmunidad frente a la reinfección, advierten

NUEVA YORK. El contagio de coronavirus ofrece cierta protección a los jóvenes, pero no garantiza …