Paraguayo Cubas incidentó ayer en la Comandancia de la Policía Nacional. Provocó a los uniformados con ofensas verbales y hasta “guasadas”.
Inicio / Impreso / Repartir “cintarazos”, la única receta de Payo

Repartir “cintarazos”, la única receta de Payo

ASUNCIÓN.- Paraguayo Cubas pretende entrar a la arena política como un payaso, repartiendo cintarazos a todo el mundo. Como le resultó mediáticamente cintarear a un juez, ahora quiere hacer lo mismo con los senadores Fernando Lugo y Luis Alberto Wagner. Por si fuera poco, dice que no va a parar de manifestarse hasta que Horacio Cartes renuncie. 

Tomó mucha notoriedad cuando terminó en la cárcel por pintar la pared de del Ministerio Público, luego cintarear a un juez y defecar en su despacho. Casi todos los medios de comunicación se hicieron eco del tema y hasta se viralizó en las redes sociales. Fue criticado, tratado de loco y hasta drogadicto, pero también aplaudido.

Pero había sido que lo suyo no era una estrategia sino, por lo visto, la única forma que tiene de actuar. Payo no es serio. Parece no darse cuenta de que la política no se maneja a cintarazos sino en base a votos, y los votos no se consiguen haciendo show de manera ridícula y prepotente.

Uno puede tener serias críticas a Lugo y Wagner y a muchos otros políticos, pero, desde luego, no es dándoles cintarazos como se les enseñará alguna lección. En todo caso, hay que cintarearlos en las urnas, como en cualquier sistema democrático del mundo. El abogado quiere castigarles por ser inútiles, según manifestó a los medios.

Lo de Cubas no es más que show mediático, necesidad desesperada de conseguir prensa. Como no le da el cuero para otra cosa, prefiere hacer de payaso.

Luego de su show en Ciudad del Este, ahora se instaló en pleno centro de Asunción, en la Plaza de la Democracia, con un cada vez más chico grupo de seguidores, muchos de ellos muy cuestionados, como el caso del concejal Celso “Kelembu” Miranda y el abogado Nicolás Russo. El único plan que tiene para hacer que “las cosas cambien en el país” es pintar las casas de políticos, cintarear a algunos y aguardar con los brazos cruzados, a ver si con todo esto HC se “asusta”.

Ayer atropelló la Comandancia de la Policía Nacional y una comisaría jurisdiccional. En ambos lugares trató con prepotencia a los uniformados, los provocó con groserías y ofensas, grabando todo y levantando en las redes sociales para llamar la atención.

Muy seguro de sí mismo dijo que “misión cumplida va a ser cuando Cartes renuncie o se le haga juicio político, y que se habilite la reforma constitucional en el 2019. O renuncia Cartes o yo muerto. Yo no tengo ninguna aspiración ahora”. Menos mal que, además de carpas y cintos, trajeron sillas, para esperar sentados.

Commentarios

comentarios

Mira también

Covid-19: Salud reporta 74 fallecidos, 2.926 internados y 1.558 contagios

ASUNCIÓN.- El Ministerio de Salud confirmó este sábado 74 nuevos decesos a causa del Covid-19, …