Efraín Alegre.
Inicio / Impreso / Salvo Efraín, nunca nadie cuestionó labor del TSJE

Salvo Efraín, nunca nadie cuestionó labor del TSJE

ASUNCIÓN.- El “vencedor moral” de las pasadas elecciones del 23 de abril, Efraín Alegre, ha sido el único político paraguayo que puso en dudas el resultado de todas las elecciones realizadas en nuestro país desde el advenimiento de la democracia, hace 29 años, siendo por ello objeto de innumerables burlas, hasta de sus propios correligionarios. Esa legitimidad del organismo electoral, avalada por más de dos décadas de gestión, ahora corre serio peligro.

El aliado del presidente de la República y titular del PLRA, Efraín Alegre, es el único que, hasta hoy, mientras se reparten abrazos y posan para la foto, no ha reconocido su triunfo ya que, tal como se autonombró, sigue pensando que es el “vencedor moral” de las elecciones de abril pasado.

Desde 1995, cuando se nombró a los primeros integrantes del TSJE y se creó la instancia electoral, con tribunales, juzgados, fiscalías y registro electoral, si bien los miembros fueron varias veces cuestionados e, incluso, denunciados ante la Justicia Ordinaria por delitos supuestamente cometidos por ellos, nunca fue puesto en duda el trabajo de la Justicia Electoral, especialmente en lo que tiene que ver con la convocatoria, organización y juzgamiento de las elecciones.

Y cuando, unos años después, se puso en marcha el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) su eficiencia fue tan llamativa (menos del 1% de diferencia entre sus resultados y los definitivos) que en este momento hay varios países de la región que están aplicando el mismo procedimiento, basados en el trabajo paraguayo.

Después de más de 60 años de gobierno colorado, en el 2008, el TSJE dio el triunfo al independiente Fernando Lugo, algo que sorprendió hasta a la oposición, convencida de que la Justicia Electoral adulteraría los resultados con tal de mantener a la ANR en el poder. Lo mismo ocurrió varias veces en las municipales en Asunción, y se ratificó en el 2015, cuando el también independiente Mario Ferreiro venció al colorado Arnaldo Samaniego, que contaba con todo el aparato estatal.

Así que es más que obvio que el único que cuestionó el trabajo del tribunal fue Alegre, el mismo con el que ahora el sector del presidente de la República se alía para eliminar a los miembros del TSJE y armar uno de acuerdo a sus intereses.

Commentarios

comentarios

Mira también

Senador Ríos planteará en su bancada negar acuerdo para Federico González como director de Itaipú

ASUNCIÓN. La crítica que raya en la indignación acerca de la designación como director interino …