sábado , septiembre 19 2020
Inicio / Impreso / Semana próxima vuelve Payo y de nuevo Efraín queda en ridículo

Semana próxima vuelve Payo y de nuevo Efraín queda en ridículo

El senador Paraguayo Cubas, vuelve a su banca tras 60 días de suspensión.

ASUNCIÓN.- Ni el gobierno ni la bancada colorada en el Senado planificó ningún golpe de Estado para lograr sumar un integrante más de la ANR en la cámara, “robando” la banca de Paraguayo Cubas, tal como lo anunció de manera escandalosa el titular del PLRA, Efraín Alegre, quien nuevamente queda en ridículo. Lo cierto es que Payo vuelve la semana próxima, luego de que uno de los poderes del Estado funcionara con un miembro menos durante dos meses.

En la sesión de la semana próxima, Cubas volverá como si no hubiera pasado nada, cumplido el plazo de 60 días de suspensión con el que le castigó el Senado por las agresiones permanentes con las cuales atacó a sus colegas desde el inicio mismo del período de sesiones.

Payo no es el primer senador suspendido; lo mismo ocurrió en períodos anteriores con Juan Carlos Galaverna y el ahora presidente de la cámara, Silvio Ovelar. En ambos casos, y respetando la disposición constitucional que dice que la Cámara Alta debe estar conformada por un mínimo de 45 miembros, fueron convocados los respectivos suplentes, que juraron, permanecieron en funciones durante 2 meses y se retiraron una vez que terminó el castigo, retornando los titulares.

La única diferencia entre esos casos y el de Cubas es que, por una extraña disposición constitucional, el Senado tiene 45 titulares y solo 30 suplentes, así que los que entran desde el lugar 31, especialmente representantes de partidos pequeños, no tienen suplentes. Y es lo que ocurrió con Payo, único representante de Cruzada Nacional. Así que la discusión se inició entre colorados y liberales, para ver de qué lista era el que juraba provisoriamente para ocupar la banca por 2 meses.

Cuando se dio cuenta de que no habría mayoría para imponer a su suplente (Eusebio Ramón Ayala) Alegre convocó a una conferencia de prensa denunciando que el presidente de la República y los senadores colorados preparaban un golpe de Estado con la intención de apropiarse de manera definitiva de la banca y dejar afuera a Cubas.

Así que, a diferencia de lo que ocurrió en las anteriores suspensiones, no hubo caso de convocar a un suplente y la cámara permanecerá desocupada por 8 semanas, desobedeciendo claramente a la Constitución porque la cámara está funcionando nada más que con 44 y no 45 senadores.

Lo único que pasó en estos casi 2 meses es que, nuevamente, Alegre quedó en evidencia como lo que es, un gran disparatero que no tiene ningún empacho en poner en riesgo el proceso constitucional, con tal de tener sus 15 minutos de fama. Menos mal que cada vez es menos la gente que le cree.

Commentarios

comentarios

Mira también

Duplicación de rutas 2 y 7: pagan US$ 798.000 por indemnización

CAAGUAZÚ.- Para avanzar con el proyecto de duplicación de las rutas 2 y 7, en …