lunes , octubre 19 2020
Inicio / Impreso / El Senado tocó fondo, admite el propio titular del Congreso

El Senado tocó fondo, admite el propio titular del Congreso

El lamentable espectáculo protagonizado por el senador altoparanaense, Paraguayo Cubas.
Silvio Ovelar, presidente del Senado.
Silvio Ovelar, presidente del Senado.

Lo manifestado por el presidente del Poder Legislativo, Silvio Ovelar, es una verdad que se impone a gritos y que también incluye a la Cámara de Diputados. ADN ya lo viene advirtiendo desde hace meses. Reconocer la existencia del problema es el primer paso. El siguiente es determinar las causas que lo provocaron, entre las que sobresale la falta de respeto al Estado de Derecho por parte de los propios legisladores.

ASUNCIÓN.- Aunque lo dijo casi de paso, es importante que el presidente del Senado tenga bien en claro que la situación de la cámara es lamentable, porque es la única manera en que puedan plantearse soluciones para salir del profundo pozo en el que está uno de los poderes del Estado.

Reconoció que la cámara tocó fondo, y es importante destacar que esto no es fruto de la presencia de Paraguayo Cubas en el plenario, nomás, sino de la absoluta falta de respeto que los legisladores demostraron hacia el Estado de Derecho y la institucionalidad. O alguien puede creer que un poder del Estado puede tener un funcionamiento institucional si está integrado por personas que no tienen ningún derecho a estar allí.

Ese fue el pecado original de este Senado, que sigue recayendo una y otra vez, porque permite que permanezcan como parte de la cámara 2 personas que están usurpando bancas que no les corresponden, dejando fuera a quienes sí fueron electos en abril pasado y luego  proclamados como senadores por la Justicia Electoral.

Refiriéndose a lo ocurrido la semana pasada, cuando Cubas protagonizó un escándalo intentando impedir que se realizara la sesión extraordinaria, agrediendo a sus colegas, algunos de los cuales le respondieron con el mismo nivel, Ovelar dijo que “lo que vivimos el jueves pasado ya debe ser parte de la historia, porque esas escenas fueron realmente bochornosa, y un medio le dio un titular muy lapidario: El senado tocó fondo”.

“Creo que este es el momento en que se debe volver al cauce institucional normal; me alegra mucho que los colegas ya estén en sus bancas. A esta misma hora, hace 8 días teníamos 30 senadores en el edificio y apenas llegamos a 20 en el recinto. Y eso motivó a que yo me vea obligado a levantar la sesión y lo que vino después, ustedes ya conocen”, añadió.

HIJOS DEL RIGOR, AHORA ASISTEN  PUNTUALMENTE

Muy puntuales llegaron ayer los senadores a la sesión ordinaria, por lo que ni siquiera se tuvo que aguardar el final del tiempo de tolerancia. Claro que esto no es producto de algún tipo de reflexión y propósito de enmienda, sino simplemente porque la mesa directiva había decidido, en la reunión del lunes pasado, aplicar el reglamento y sancionar con descuentos en sus dietas a los raboneros.

Todo el proceso se inició la semana pasada, con el escándalo de Paraguayo Cubas, quien exigió que se descuenten 10 millones de guaraníes a quienes no asistieron a la sesión de esa fecha e impidieron la realización de la misma. Luego de los hechos, el mismo presidente de la cámara, Silvio Ovelar, planteó el tema y anunció que se descontaría la suma de 7.800.000 guaraníes a los que no asisten a las sesiones, incluidas las de comisiones.

Lo que queda claro con esta decisión es que para que un reclamo sea escuchado, hay que generar escándalo, ya que el reclamo de Cubas es el mismo que viene haciendo la ciudadanía desde hace años, harta de que las cámaras del Congreso estén invadidas no solo por gente con cuentas pendientes con la Justicia, sino de haraganes que no cumplen con el mínimo de sus obligaciones, que es acudir a las sesiones ordinarias, 4 en el mes.

Commentarios

comentarios

Mira también

Duplicación de rutas 2 y 7: pagan US$ 798.000 por indemnización

CAAGUAZÚ.- Para avanzar con el proyecto de duplicación de las rutas 2 y 7, en …