sábado , mayo 30 2020
Inicio / La visión de ADN / Situación “traumática”

Situación “traumática”

Es inconcebible que se esté llegando a estos extremos. Está bien. El gobierno está en aprietos de todo tipo. No se recauda nada prácticamente y los pedidos llegan por montón. Todo es urgente.

Pero si hay algo que no puede esperar, donde se debe sacar dinero de alguna parte porque sencillamente es una cuestión de vida o muerte, es la plata para el Hospital del Trauma o “Primeros Auxilios”, como se lo conocía antes o “Emergencias Médicas”, que es otra de sus denominaciones.

El dinero del estado nunca ha sido suficiente para esta institución, pese a lo meritoria que es, y los profesionales de blanco que trabajan allí -en realidad es un apostolado- están acostumbrados a las precariedades, a “poner” de su bolsillo si es necesario para salvar una vida que se escapa estúpidamente porque no se tiene a mano algún elemento sencillo e incluso de bajo costo.

Emergencias Médicas es el paño de lágrimas de todos los asuncenos, casi sin distinción de nivel, cuando ocurre un accidente, lo primero que uno piensa, es vamos a llevarlo a Emergencias Médicas. Dicho y hecho. Todo el mundo va a parar allí. Incluso, la gente del Área Metropolitana, de ciudades circunvecinas, Lambaré, San Lorenzo, Fernando, Luque y más allá. Llegan también ululantes ambulancias de ciudades del interior con pacientes traumatizados de todo tipo de gravedad.

Pululan las motos y menudean los accidentes.  Todo ese “malón” de gente va a parar a Emergencias.

Y… ¿Qué pasa? Este hospital clave, lo decíamos,  no recibe los fondos suficientes, ergo, no tienen  elementos de trabajo con los que salvar vidas y allí no se puede esperar un  segundo. Hay que reaccionar rápido porque el accidentado puede ir a parar al otro mundo en cualquier momento. No vale tanto aquello de pedir a los familiares que vayan a comprar de las farmacias de enfrente, porque esos minutos o segundos perdidos pueden ser fatales.

Lo pidieron infinidad de veces. ¡No los escucharon! O no les hacen caso. Están llegando al colmo de tomar medidas de fuerza para poder trabajar eficientemente. Es una barbaridad lo que está pasando.

¡Es Emergencias Médicas, señores! No pueden atender a la gente sin  elementos. Anotamos algunas razones y el “calendario” de protestas a ver si el Gobierno no se sensibiliza hacia este drama. Hay problemas de incumplimiento de acuerdos, desigualdad de carga horaria, exposición a infecciones por falta de medidas de protección y lo más terrible, grave desabastecimiento en materia de provisión y suministros de medicamentos e insumos básicos para la atención a los pacientes. Desde el 17 del corriente irán a una huelga general. En  esta semana saldrán a protestar frente al local de la institución sobre la Avda. General Santos.

Y tienen toda la razón del mundo. La ciudadanía confía en ellos. Y ellos tienen las manos atadas. Es una grave irresponsabilidad de las autoridades.

Completamente desanimado, uno de los médicos del sitio comentaba hace un  par de días a una radio capitalina lo siguiente: “Desde hace 6 meses por lo menos, no tenemos catéteres para extraer sangre a los pacientes que llegan con traumatismo de cráneo, por ejemplo”.

Lo único que falta es que los repriman.

Commentarios

comentarios

Mira también

Nunca es tarde

Fue en una conversación casual entre amigos, en estos días calurosos de finde. Por supuesto …