viernes , julio 10 2020
Inicio / Impreso / Transporte sigue caro y ahora con “reguladas”

Transporte sigue caro y ahora con “reguladas”

Los empresarios del transporte público que cubren itinerarios entre Asunción y Área Metropolitana desenterraron en hacha y declararon la guerra al gobierno. Los precios del boleto siguen caros pese a la determinación de reducción de G. 100 para el diferencial y ahora se agregan las reguladas que se notaron desde la noche del viernes. Cetrapam se declaró en asamblea y analiza otras medidas, pero sin contar comunicación con el Ejecutivo que congeló aplicación del IVA. El cuestionamiento es el cálculo para la fijación del subsidio “y metieron la mano en nuestros bolsillos, groseramente y eso no lo dejamos pasar”, advirtió César Ruiz Díaz, gerente del gremio de empresas de transporte público. La asamblea pasó para el 31 de este mes.

ASUNCIÓN.- Desde el 1 de enero los usuarios del transporte público diferencial deberán abonar G. 3.500 el boleto (G. 100 menos), que sigue siendo caro, hecho que deba en posición adelantada a Petropar. La reducción del precio de los combustibles no ejerce la presión pretendida, la calle sigue siendo cara para los ciudadanos de a pie y para los automovilistas.

La determinación del Ejecutivo de bajar G. 100 el precio del pasaje diferencial no  establece un verdadero ahorro para el peatón pero sin embargo generó un nuevo escenario de confrontación del jefe de Estado versus los empresarios del transporte público, cuyas primeras consecuencias derivan en castigos para el usuario.

Finalmente se concluye que la baja de G. 200 del precio del gasoil el menos beneficiado es el usuario del transporte.

La negativa de Patricia Samudio a reducir el precio de los combustibles a niveles de setiembre termina generando serios problemas al Poder Ejecutivo. En cada movimiento de Samudio deja bien claro que sus verdaderos patrones están en Asociación de Propietarios y Operarios de Estaciones de Servicios y Afines (Apesa).

El nuevo precio del pasaje para el servicio diferencial de G. 3.500 regirá desde el 1 de enero y para el convencional (chatarras) no sufrirá modificación alguna y se mantiene en G. 2.300.

El escenario del anuncio del gobierno refleja lo que se viene cuestionando desde hace bastante tiempo; la ausencia de transparencia en el cálculo que determina la fijación de tarifas. Por el otro lado las reglamentaciones del transporte público son débiles y permiten a las empresas involucradas a determinar reguladas del sistema diferencial cuando deberían ir aumentando la frecuencia eliminando las chatarras.

Una fuente del gobierno apunta que “la ganancia neta al mes de las empresas mediante los buses con aire rondaba los G. 50 millones por cada unidad”, sin embargo las unidades chatarras dejan dividendos más elevados y exigen menos inversión de mantenimiento.

El Equipo Económico Nacional recomendó a Hacienda congelar la implementación del IVA al sector y recalcular el subsidio cuyo resultado determinó una rebaja de G. 100 para el diferencial.

El subsidio del Estado se redujo al pasaje del convencional de G. 100 a G. 47 por boleto (reducción de G. 53) y una baja en el servicio diferencial de G. 392 a G. 375 por el diferencial (G. 17 menos). Este punto generó la reacción de los transportistas por un lado y la ciudadanía por el otro que apuntaron estos últimos que la reducción final del pasaje es ínfima.

Commentarios

comentarios

Mira también

Declaran emergencia sanitaria en una compañía de Areguá por casos positivos del Covid-19

ASUNCIÓN.- La Junta Municipal de la ciudad de Areguá declaró emergencia sanitaria por 60 días …