Martes , noviembre 20 2018
Inicio / Columnistas / Apoyo a los pequeños productores

Apoyo a los pequeños productores

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro (*)
Por: Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro (*)

Constituye uno de los sectores que merecen toda la atención de parte del gobierno, a través del MAG, CAH y del BNF, apoyo técnico, crediticio y productivo bien coordinado que les permitan poder diversificar sus diversos rubros de cultivo. De tal forma que a través de un mayor incremento de productividad y rendimientos promedios por hectárea puedan contar con un “abanico” de productos variados y convenientemente atomizados orientados a incrementar sus niveles de ingresos y rentabilidad durante todo el año.

Considerando que el MAG cuenta con la ubicación geográfica en donde se concentran las principales superficies de cultivos de estos productores, que se estima serían unos 200.000, se torna imperioso que sus técnicos estén en forma permanente “en el campo de batalla”, que son las áreas de siembra, a fin de poder acompañar de cerca a los mismos para que efectivamente se puedan lograr los objetivos cualitativos y cuantitativos que se esperan.

Dado los menores niveles de tecnificación que se observa en las áreas de cultivos de estos pequeños productores vs. los que los poseen casi totalmente mecanizado (como es el caso de los granos). En ello justamente radica la importancia de que éstos técnicos puedan hacer una evaluación previa de los niveles de fertilidad de sus tierras de labranza y coadyuvar fuertemente a que a través de las modernas técnicas de cultivo que tenemos hoy día, en todo el planeta, puedan los 365 días del año contar con niveles de producción que les permitan generar mayores ingresos y poder superar las franjas de pobreza en que viven muchos de ellos.

Bien sabemos que hasta hoy día debido a la falta de logística, medios estratégicos y económicos, muchos de estos productores se ven aún en la necesidad de seguir entregando sus productos a intermediarios, quienes han sido y los siguen siendo los mayores “beneficiados con la porción más substanciosa de la torta”, pudiendo muy bien llegar ellos mismos con sus productos hasta los compradores finales. Lo cual de hecho estaría compensando todo el sacrificio realizado a través de la consecución de precios mucho más remunerativos, pues lamentablemente hasta hoy día el “premio mayor” se los han llevado los intermediarios, situación que habrá que revertir.

En ese sentido, el MAG desde hace algún tiempo viene trabajando fuertemente con estos productores, a fin de darles toda la asistencia técnica, crediticia y logística que necesitan como para que efectivamente se cumplan los objetivos expuestos más arriba.

También el CAH viene trabajando activamente en el otorgamiento de créditos que se ajusten a sus necesidades, y capacidad de repago en función a sus actividades productivas, dándoseles una orientación estrecha sobre Educación Financiera que les permitan satisfacer sus necesidades básicas y mantener una sana posición económica-financiera, que ha sido históricamente la mayor debilidad/área crética de riesgo de estos productores.

Ahora que el BNF (nuestra principal banca pública de desarrollo) trabajará en función a su nueva carta orgánica, permitirá a los productores potenciar substancialmente sus productos y servicios crediticios y no crediticios. También se estará constituyendo en un coadyuvante primario para poder atender a través de toda su red de sucursales que posee en todo el país, las necesidades de asistencia crediticia, y lograr así que los trabajadores puedan ver durante todo el año el fruto de su sacrificio, dándole incluso las principales coordenadas como para que puedan aglutinarse en pequeñas cooperativas de producción, entregando toda su producción a los compradores finales a precios mucho más remunerativos y rentables.

Esperemos que el trabajo coordinado que viene haciendo el MAG con otras instituciones sean positivas y que para fines de este año ya puedan visualizarse los primeros resultados de esta cruzada que debería ser uno de los principales ejes estratégicos, pues en la medida en que se fortalezca su capacidad productiva, podrán ir fortaleciendo cada vez más sus niveles de ingresos que conduzcan en el corto plazo un estándar de vida diferente pues estos productores precisan que gente entendida en producción, finanzas y comercialización les asistan de cerca hasta tanto puedan alcanzar la consolidación económica-financiera como eje primario de la lucha de reducción de la pobreza en el campo.

Commentarios

comentarios

Mira también

Durante el acto de presentación de los equipos y los especialistas del área de la Fundación Tesãi.

Fundación Tesãi da otro salto gigante en la medicina moderna

El nuevo equipo de estimulación magnética transcraneal, único en Paraguay por sus características  para el …