Domingo , noviembre 18 2018
Inicio / Impreso / Argentina: Los cuadernos de las coimas en limpio, qué se sabe y qué falta revelar

Argentina: Los cuadernos de las coimas en limpio, qué se sabe y qué falta revelar

Imagen de uno de los cuadernos de la corrupción que escribió Óscar Centeno.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

A once días de iniciado el mega escándalo de los “cuadernos de las coimas” en Argentina, la causa en manos del juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, busca desentrañar un sistema de pagos ilegales que funcionó durante la era del Kirchnerismo. Las primeras confesiones podrían darle un giro al expediente, por ello es importante entender las claves para pasar en limpio de qué se trata este caso, quiénes hablaron, quiénes se niegan a colaborar y cómo está hoy la causa que sacudiera a la política y al empresariado.

BUENOS AIRES.- Son ocho manuscritos, ocho cuadernos (algunos de ellos marca Gloria, por eso algunos llaman Gloriagate al caso) en los que durante diez años se consignó lo que la justicia calificó como una “bitácora del delito”. Óscar Centeno, exchofer de Roberto Baratta, entonces secretario Coordinador del ministerio de Planificación Federal, escribió direcciones de lugares en los que se retiraban bolsos, cajas, bolsas negras o valijas con “dinero ilegal” y qué recorrido se hacía con los mismos: dónde se guardaban hasta la entrega al finalizar el día y horarios de cada movimiento.

En la mayoría de los casos, las anotaciones no superaban las cinco a diez líneas. Allí, además de las distancias recorridas, Centeno anotaba puntos de reunión, nombres de exfuncionarios, también por ejemplo del ex juez Norberto Oyarbide, empresarios y personas de la política.  Hubo ocasiones, después de 2008, donde comenzó a anotar algunas cifras de dinero que se recaudaba.

El exchofer dijo que los originales de estos cuadernos que el periodista Diego Cabot, entregó a la Justicia y dieron origen a la causa, los quemó en la parrilla de su casa a mediados de mayo.

La ruta de la coima, tenía como principal recaudador a Roberto Baratta y a su secretario Nelson Lazarte. Al mediodía comenzaban a recorrer diferentes domicilios: hoteles, subsuelos de edificios, estacionamientos, oficinas de empresas, para recaudar el dinero. Quien daba las instrucciones -según las anotaciones de Centeno- era Néstor Kirchner, en la Quinta de Olivos.

Después de recaudar durante el día, en la mayoría de los casos, Baratta dejaba el dinero en su departamento de la calle Coronel Díaz. Cerca de las 20/20.50 “la recaudación diaria” era llevada a un único domicilio: Uruguay 1306 -el departamento en Recoleta de los Kirchner-. Sólo en cuatro años a esa propiedad, Baratta realizó más de 70 entregas por 60 millones de dólares.

De los ex funcionarios, se encuentran detenidos Roberto Baratta (ex mano derecha de DeVido), Rafel Llorens (ex secretario legal de Planificació), Nelson Lazarte (secretario privado de Baratta), Walter Faygas (ex Presidente de ENARSA), entre otros políticos y empresarios. De los cuales algunos se dijeron arrepentidos y fueron liberados.

Después de 18 indagatorias sin prisiones preventivas, este lunes será el turno de Cristina de Kirchner, señalada como quien -junto al fallecido ex presidente-, “comandaban la asociación ilícita”.

La Justicia determinó que sólo en cuatro años, los empresarios aportaron a este circuito de sobornos más de US$ 35 millones. Sin embargo, ante anotaciones, encuentros, movimientos de dinero que no se consignaron con números específicos, la suma de las coimas que se movió durante diez años, podría supera los US$ 200 millones. Por otra parte, no se conoce el destino de esos fondos. Otra de las dudas es si hay más empresarios involucrados de los que ya se conocen.

La tropa K se exhibe unida, pese a complicada situación

En medio de las revelaciones de los cuadernos de las coimas, que ubican al matrimonio de Néstor y Cristina de Kirchner en la cúspide de un circuito de dinero negro aportado por contratistas privados, las distintas tribus que integran Unidad Ciudadana se mostraron codo a codo este sábado, en un plenario en Ensenada.

La posibilidad de que la expresidente liderara el encuentro era muy lejana, pero eso estuvo previsto que su hijo, el diputado Máximo Kirchner, fuera el encargado de cerrar el acto.

Entre los ejes del encuentro apareció la voluntad de “exigir el restablecimiento del Estado de Derecho, el cese de la persecución ideológica y la libertad a los presos políticos”.

Pero está claro que el kirchnerismo buscará darle más peso a otro punto del menú: la denuncia de las políticas de ajuste de Cambiemos, de las condiciones que impone el acuerdo con el FMI y el impacto de la crisis económica sobre los sectores más vulnerables.

Otra de las metas del encuentro pasó por “abrir” Unidad Ciudadana hacia un frente político más amplio.

“El ajuste nos golpea a todos y nuestra provincia es la primera en sentirlo. Por eso, desde el PJ bonaerense queremos contribuir a generar un espacio que comparta el horizonte de justicia y ampliación de derechos. Llevaremos las demandas de nuestros vecinos, lo que vemos y escuchamos en la calle todos los días”, señalaron los intendentes peronistas a través de un comunicado. No gastaron ni una letra en el entuerto judicial que atraviesa el kirchnerismo.

Commentarios

comentarios

Mira también

exposicion-obras (2)

Habilitan exposición itinerante de obras de la artista Ofelia Echagüe Vera de Kunos

En homenaje a la artista visual, Ofelia Echagüe Vera de Kunos, la Secretaría Nacional de …