martes , mayo 21 2019
Inicio / Columnistas / Cinco años, pocos para colocar a todos

Cinco años, pocos para colocar a todos

Si este “Gobierno de la gente” sigue nombrando en las funciones públicas a “su gente” y si sigue así, cinco años no será suficientes para colocar a toda la parentela, a novias, novios, amigos y amigos de los amigos.

Por: Cirilo Ibarra Enciso.
Por: Cirilo Ibarra Enciso.

En tan solo seis meses, son muy notorias las aberraciones del aparato estatal, en favor de los miembros de Añetete y en contra de la población. Es muy evidente el clientelismo político rastrero. El Estado, ese enorme aparato prebendario, consume recursos que deben destinarse a gastos de inversión.

Este Gobierno es el que menos sabe de la tarea de combate al derroche, a la corrupción y mucho menos va actuar en la lucha contra la evasión impositiva y el contrabando, porque debe finezas a cientos de empresarios, “debe vela a cada santo”.

Y entre esos empresarios, ¿no estarían algunos dueños de medios de comunicación? ¿O no resulta llamativa la “complicidad” de éstos con el Gobierno?

“Como muestra basta un botón”, el diario ABC, por ejemplo, en el 2013 cuando apenas asumió Horacio Cartes, habilitó un correo electrónico para recibir denuncias de la ciudadanía sobre la parentela en la función pública. Hoy, en el Gobierno de Mario Abdo Benítez, “todo está bien” en ese sentido.

Sin embargo, lo que pasa en realidad es que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”, porque en este momento se está fortaleciendo el sistema prebendario y faltaría nomás que los militares sean los responsables de mantener la paz por medio del “terror”.

Dios no quiera, nos guarde y libre, que no se llegue al régimen autoritario, que se estructuró en base a la “unidad granítica” de la trilogía Gobierno-Partido Colorado-Fuerzas Armadas y Mario Abdo (como era Stroessner) el caudillo omnipotente y omnipresente, buscando aquel famoso tiempo del dictador… de “Paz y Progreso”.

Si con éste Gobierno se pretende regresar a aquellos tiempos, probablemente no le sorprenda a nadie, ya que nuestro presidente, como diría Manuel Modesto Esquivel, “no solo olió la dictadura, sino que hasta su biberón y su chupete fueron stronistas”.

En tanto, el presidente del PLRA, Efraín Alegre, señaló hace poco: “la

dictadura tiene raíces muy fuertes y muy consolidadas” en el gobernante Partido Colorado, del que Stroessner fue presidente honorario hasta su muerte en 2006 y que sostuvo su régimen”.

Sostuvo además que el Partido Colorado es un “sistema prebendario y clientelista”.

Hoy parece que todo empieza con los ingresos a las funciones públicas, donde los familiares de operadores de Añetete tienen prioridad para trabajar en el sector público y si no hay vacancias, les crean y se establecen “privilegios” para el acceso a los cargos públicos y empleos, porque están basados en vínculos de parentesco y amiguismo.

El último fin se semana se dieron a conocer nuevas contrataciones, que tienen olor a “privilegio” por el solo hecho de ser “stronista”, como el caso de Belinda Noelia Gómez Cattebeke. Fue designada cónsul de Paraguay en Clorinda.

Increíble, ¿Qué sabrá esta mujer de la carrera diplomática? De prepotencia, arrogancia, soberbia y mala educación, si sabe mucho. Y no extrañaría tampoco que haya tenido biberón y chupete stronistas, conociendo a su papá, Octavio Manuel Gómez. Fue el seccionalero “taita” de Villa Hayes, mimado del General Stroessner y tampoco extrañaría que Mario Abdo Benítez haya estado más de una vez en su regazo, en las tantas visitas a la casa del exsecretario privado del dictador, Mario Abdo Benítez (p).

Otra nueva “diplomática” paraguaya es Leila Zahira Afara Argüello, hija del senador Juan Afara, designada en el Consulado General de Miami (EE.UU.). Ésta, al parecer es azafata, pero que importa eso, total es hija de un amigo, referente de Añetete.

Siguen las contrataciones con Carolina D`Ecclesiis Ferreira, hija del diputado vinculado con el narcotráfico, Freddy D`Ecclesiis. Ella fue contratada para el Consulado General de Paraguay en Río de Janeiro. ¿Su mérito, su trayectoria?… hija de un amigo de Añetete (hasta hoy), porque D’Ecclesiis es un gran veleto.

Continúa la colocación de los hijos de adherentes de Añetete. César Eduardo Escobar Gubo, fue designado cónsul de primera clase en el Consulado de Paraguay en Formosa. Es hijo de César Carlos Escobar, quien anteriormente fue nombrado coordinador de Atención Primaria de la Salud (APS), de la XV Región Sanitaria-Presidente Hayes.

Otra que se recibió de “diplomática”, como por arte de magia, es la pilarense Diana Arréllaga. Se le creó un “cargo” en el consulado de Paraguay, en Resistencia, Argentina. Ella es hija de Osvaldo Aréllaga, quien fue candidato a gobernador de Ñeembucú, por Añetete, y ahora hay que darle “zoquete” a la familia, por intermedio de la hija.

Así es el “Gobierno de la gente”, de su gente. Quienes están en la otra vereda, son ciudadanos “comunes”, no son tenidos en cuentas y no serán tenidos en cuentas si no se alinean “como velas”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Árbitro perece en pleno partido en Bolivia

BOLIVIA.- Hay situaciones de pánico en el fútbol profesional, varias de estas acciones han terminado …