Domingo , octubre 21 2018
Inicio / Impreso / Congreso se asigna función de última instancia judicial

Congreso se asigna función de última instancia judicial

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Anula decisiones de la Corte Suprema y de la única autoridad electoral (el TSJE), con el fin de borrar del escenario a Horacio Cartes, y designa como senadores a Rodolfo Friedmann y Mirta Gusinky, devenidos en vulgares usurpadores. La Constitución está siendo avasallada con total impunidad por senadores que no tienen intención de rectificar rumbos, advierte el jurista Osvaldo Granada Salaberry.

Osvaldo Granada Salaberry, jurista.
Osvaldo Granada Salaberry, jurista.

ASUNCIÓN.- La decisión arbitraria de Fernando Lugo, cuando era presidente del Senado, de convocar a jurar a Friedmann y Gusinky, siendo que los electos fueron Cartes y Nicanor Duarte Frutos, demuestra que el Senado se asigna funciones de última instancia judicial, según explicó Granada Salaberry, quien, además, piensa que no habrá consecuencias porque en materia de irregularidades, “nosotros ya tenemos currículum”.

El jurista se preguntó cuál sería la voluntad que prevalezca, “la de las personas que los votaron (a Cartes y Duarte Frutos), que fue consolidada por el poder institucional, que es el Tribunal Superior de Justicia Electoral, o la voluntad del Senado”.

“Tanto se asustaron los constitucionalistas del 92 de la figura de la dictadura, de la que se salía, y de un (Andrés) Rodríguez muy peligroso, que entonces adoptaron una serie de mecanismos para que sea el Parlamento propio y puro el que maneje los destinos de la nación. Y como al paraguayo le das un 10 y te toma 15, tenemos a este Parlamento con una voluntad omnímoda”, manifestó.

Recordó que la Constitución Nacional creó la Justicia Electoral que es el único instituto jurídico que tiene que ver con las elecciones de cualquier naturaleza, y, además, es uno de los pocos que funciona “como un reloj suizo”. “Y ese organismo constitucional es el único, exclusivo, que te da el título de senador, de intendente municipal o de cualquiera sea la elección. Constitucionalmente, es el único instituto jurídico que puede hablar y validar cualquier cuestión electoral. La inconstitucionalidad o no corresponde a la Corte. Pero sobre materia electoral, el único instituto que puede opinar es la Justicia Electoral”, explicó.

Pero añadió que “resulta que el presidente del Senado dice ‘voy a pensar a quien voy a convocar’. Ahora, esta es la última etapa. O sea que vos tenés que ganar las elecciones, tener los votos, te proclama el Tribunal una vez que sorteaste todos los problemas y te entrega tu diploma. Pero después está la etapa de la convocatoria, que depende de una persona o de un grupo que lo sustenta”.

Lo más grave de este avasallamiento que sufre la Constitución es que los senadores no tienen ninguna intención de cambiar rumbos, según el experto. Cabe recordar que Osvaldo Granada Salaverry remarcó en una ocasión que el presidente Horacio Cartes es el enemigo de los políticos que viven de la política y para sacarlo de la carrera son capaces de cualquier maniobra. Y esto de hacerle jurar como senadores a personas que no tienen nada que ver, es con el solo fin de que no jure el señor Cartes.

Enfatizó que en cualquier cosa se pretende involucrar al Presidente de la Republica. “Capaz que Cartes sea culpable de que Cerro no gane la Libertadores”, manifestó hace alrededor de un mes.

Commentarios

comentarios

Mira también

Iglesia Virgen del Rosario, construida por indígenas y jesuitas, que fue habilitada en 1761.

Pirayú, “ciudad con historia, cultura, artesanía y alegría”

Pirayú es una ciudad muy tranquila, adornada con casas coloniales pintadas colores llamativos y agradables. …