Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Columnistas / El Caldero electoral

El Caldero electoral

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
José Rojas.
José Rojas.

Y se abrió la cerca y todos los que buscan hacerse con el poder aportan sus estrategias, con el único objetivo, destrozar el trabajo del Gobierno y hacerse con algunos votos descontentos. No es nuevo; se repite desde la caída de la dictadura; todos los gobiernos democráticos lo vivieron.

Es más fácil intentar romper que construir; es mas barato un palo en la rueda que invertir para la compra de otra rueda y demostrar que esta es mejor, con planes y proyectos de gobierno. La idea es muy clara: Todo está mal.

¿Quiénes lo hacen? Son los mismos que ya tuvieron su oportunidad y no lo hicieron, no pasaron de compras de helicópteros (no aclarados por cierto) o de paladas iniciales.

El ataque es directo, buscan vulnerar las gestiones de Gobierno, de sectores fundamentales como fue el caso MOPC. En el Senado desplegaron ataques furibundos contra el ministro de Obras, Ramón Jiménez Gaona, con discursos y posturas que orillaban la estupidez con tal de lograr el objetivo. El plan resultó un boomerang; con una estrategia tan blanda como el peluche aquel.

Hace unos días salieron a la luz, dirigentes de varios partidos, menos el Frente Guasu, por ahora, a ‘declarar la guerra a Horacio Cartes’. La propaganda buscará debilitar una posible alianza colorada que impulse un proyecto de reelección. No sorprendería que Luis Alberto Wagner, Sixto Pereira, José pakova Ledesma juntos o por separado recorran el interior para azuzar a las organizaciones campesinas a ocupar tierras en protesta.

La reunión de dirigentes de la oposición liderados por Efraín Alegre, a la que no asistió Fernando Lugo, fue en respuesta al acercamiento de la disidencia con el oficialismo colorado. Debieron apurar los pasos; les sorprendió la actitud colorada y ese evento no colabora para nada en sus intenciones. El diálogo entre oficialismo y disidencia encendió la luz roja de la oposición y había que acelerar planes y que mejor que mostrar una foto de varios dirigentes demostrando una supuesta alianza.

Efraín sabe que eso no servirá de mucho. El caudal electoral de esa dirigencia no basta y falta el participante más importante.

Lugo no asiste; se mueve por vías paralelas, tiene su propia estrategia y apunta a otro sector bastante sensible. Instruyó a sus representantes en el Congreso y sus aliados en el interior del país a abrir fuego a discreción contra la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

Todas estas fuerzas de la oposición iniciaron de esta manera su carrera por intentar recuperar el poder que perdieron por su propia ineficiencia.

El guion es conocido, nada nuevo, no habrá propuestas solo provocación permanente, en algunas ocasiones buscando que la policía reaccione para crear un escenario de víctimas que desgaste la imagen del Gobierno e instalar el concepto de régimen represivo que atenta contra los derechos humanos. Hoy podría sonar esto como una exageración, pero me reservo el derecho a la duda; además el tiempo está a mi favor.

Está aún el caldero de Curuguaty; que hervirá de nuevo con un solo llamado de sus líderes y eso ocasionará ocupaciones de tierras; reclamos de asistencia, exigencias de libertad de dirigentes acusados por aquel caso y otros movimientos similares. Desafío abierto a las leyes; para presentarse como perseguidos políticos si se les entabla demanda.

Estos grupos son expertos en el manejo de la información para crear estadios irreales que convenga a sus intereses. La guerra psicológica que crea esto tiende a bajar la moral a los ciudadanos y a los simpatizantes del Gobierno e impulsar el concepto de país dividido.

Alegre y Lugo saben que separados no llegan; saben que el sillón es uno solo; ninguno de ellos está dispuesto a ceder espacios. Ambos se neutralizarán en esta carrera; intentarán demostrar, cada uno por su lado, que son confiables y ganar el podio que conduzca a las elecciones generales del 2018.

Los colorados se adelantaron. El oficio de poder de este sector político los ubica a varios pasos por delante de otras fuerzas. Cuando el poder está juego el centenario partido de la calle 25 de mayo deja de lado diferencias; y eso ni Alegre ni Lugo lo entienden.

Commentarios

comentarios

Mira también

Algo fantástico, el pueblo está rodeado por grandes espejos de agua, de los esterales del Ñeembucú

Guazú Cuá, antiguo pueblo del sur que se resiste a “desaparecer”

El municipio de Guazú Cuá, uno de los 16 que conforman el departamento de Ñeembucú, …