lunes , junio 24 2019
Inicio / Impreso / Friedmann desprestigia al Ejecutivo y no tiene incidencia en el Senado

Friedmann desprestigia al Ejecutivo y no tiene incidencia en el Senado

Rodolfo Friedmann desprestigia al Poder Ejecutivo.

ASUNCIÓN.- Las actitudes de Rodolfo Friedmann en la Cámara de Senadores son cuestionadas y no tomadas en serio ni en la bancada añetete ni en el pleno, por lo que, al presumir de representar los intereses del Ejecutivo, lo que hace es desprestigiar la imagen del presidente. Su actuación en la última sesión ocasionó el reproche del líder del bloque y, en otro pasaje, la burla de todos sus colegas.

No hay peor ignorante que el que no sabe que lo es. Y esto parece pasar con Friedmann, quien ya ha hecho varias veces el ridículo con sus planteamientos descabellados, a tal punto que la mayoría de sus colegas ya no le toman en serio. Para colmo, tiene la mala costumbre de intervenir en cualquier tema que se trate en plenaria, pretendiendo ser el todólogo de la cámara.

Lo más grave de todo esto es que presume de ser una suerte de vocero del presidente Mario Abdo Benítez ante el Senado, con lo cual lo que hace, realmente, es desprestigiar al jefe de Estado. Si esto de verdad es cierto –y todo parece indicar que lo es- es una lástima porque lo único que consigue este sujeto con sus intervenciones absurdas y, muchas veces, demostrando una soberana ignorancia sobre temas puntuales, es desprestigiarlo.

En el transcurso de los 10 meses desde que se inició este período legislativo, Friedmann hizo de todo por tener protagonismo y, aunque lo consigue en ciertos medios amigos, la verdad es que se nota que sus colegas están bastante hartos de sus exabruptos y metidas de pata. Ahora parece querer imitar a Paraguayo Cubas, con agresiones y groserías a los demás senadores, pero ni eso le sale bien, ya que lo que provoca son risas y burlas.

Abdo Benítez tiene representantes interesantes en la bancada oficialista del Senado, pero es lamentable que haya convertido en parte de su primer anillo al menos capaz de todos, alguien poco confiable y ciclotímico, quien lo que va a conseguir es dividir al bloque; el primer indicio de esto se notó en la última sesión de la cámara, cuando el líder de su bancada, Enrique Bacchetta, reaccionó en su contra en dos ocasiones, en una de las cuales lo acusó de ser populista.

Si esto sigue así y Friedmann continúe cometiendo despropósitos, “en nombre” del Ejecutivo, la brecha en el oficialismo se hará más profunda y esto perjudicará la gobernabilidad del presidente. O le pone un estate quieto o se resigna a perder a los “notables” de su movimiento.

 

 

Commentarios

comentarios

Mira también

Terna para la Corte y reforma tributaria, tratan esta semana

ASUNCIÓN.- El Senado tratará esta semana dos temas cruciales; el proyecto de Ley de reforma …