Lunes , noviembre 12 2018
Inicio / Impreso / Ganar no despega y aliancistas hacen campaña por separado

Ganar no despega y aliancistas hacen campaña por separado

Los llanistas están ausentes de los actos de campaña de Efraín Alegre.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- Cada vez es más evidente la falta de unidad entre los sectores políticos que integran la alianza Ganar, con la que la oposición pretende recuperar el poder el próximo domingo 22 de abril. Ni siquiera consiguen juntar a la dupla para los actos importantes y cada uno hace campaña por su cuenta. Dicen que no es solo ideológico el problema, sino, fundamentalmente, monetario.

Ni siquiera es gente de afuera la que habla de la falta de “empatía” entre los integrantes de la alianza. Lo que ocurre es que se dio lo que ya habíamos advertido con anterioridad, el problema interno del PLRA, necesariamente, iba a trasladarse al pacto electoral hecho entre los liberales y los demás partidos de la oposición.

Los llanistas son quienes más reconocen que la alianza no despega y no hay forma de conciliar intereses comunes puesto que hasta Fernando Lugo parece más interesado en su campaña para el Senado que en la posibilidad de que la dupla Alegre-Rubín gane la Presidencia de la República.

El diputado Édgar Ortiz había dicho que el problema fundamental de la alianza es el económico, puesto que los aliados esperan que el PLRA les banque la campaña  y, luego de los excesos que pareciera cometer el oficialismo con la administración de los fondos que recibe del Estado, no hay plata para compartir con nadie.

Ortiz expresó que había un internismo feroz dentro de la alianza, justamente por el tema dinero y que los demás sectores utilizan el “cuento” de la unidad buscando convencer al PLRA. De hecho, es cierto que el sector más interesado en el triunfo de Ganar es el liberal, puesto que, de ganar, volvería al Palacio de Gobierno, y esta vez sería a través de las urnas y no de un juicio político.

Pero no es económico nomás el problema que tiene la alianza. Se suman las cuestiones ideológicas que normalmente suelen enfrentar a sectores tan dispares como el PLRA y el Frente Guasu. Además, las heridas siguen abiertas y tanto liberales como luguistas no pueden olvidar todo lo que se dijeron tanto durante el juicio político a Fernando Lugo en el 2012 o el tema de la enmienda, el año pasado.

Cada vez resulta más obvio que la alianza es una bolsa de gatos, y a 2 semanas de las elecciones este es un error que, probablemente, vaya a tener un alto costo para los involucrados.

Commentarios

comentarios

Mira también

El nivel del cauce aumentó considerablemente en los últimos días.

Piden donación de agua mineral para los damnificados de Villeta

VILLETA, Dpto. de Central.- La Municipalidad de Villeta, a través de la Dirección de Emergencia …