Viernes , septiembre 22 2017
Inicio / Impreso / “Grupete” sigue patoteando en el Senado

“Grupete” sigue patoteando en el Senado

Estos son los senadores opositores, que integran el grupo de whatssap, y que responden a las directivas de ABC.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Cuando por fin hubo quórum para sesionar después de varias semanas de letargo, el Senado se convirtió de nuevo en un circo en donde los payasos del “grupete” volvieron a patotear imponiendo su minoría gracias a la complicidad del presidente del cuerpo, Robert Acevedo, quien se mantuvo casi indiferente, permitiendo todo tipo de agresiones de un sector al otro, y prestando su silla a quien se le diera la gana ocuparla. Luis Alberto Wagner, fue uno de los más “destacados”. Con su actitud petulante, intentó agredir a su correligionario, Ramón Gómez Verlangieri.

ASUNCIÓN.- Tanto que parecía que Acevedo tenía obsesión porque nadie le quitara la silla de la Presidencia hace pocas semanas, ahora pareciera que está dispuesto a permitir que en ella se siente cualquiera y así se dio la ridícula situación que en un momento, Adolfo Ferreiro, que ni siquiera forma parte de la comisión directiva, estuvo presidiendo la sesión. Otro que corrió a ocupar la silla en cuanto quedó vacante fue Eduardo Petta, quien, aunque es vicepresidente primero, no debió haberlo hecho mientras el presidente estaba presente (por lo menos esta es la interpretación que el grupete dio a la sesión de la mayoría, presidida por Julio César Velázquez, vicepresidente segundo).

Aunque cada vez hay más evidencia de que la enmienda que permita la reelección será rechazada y archivada en Diputados, las heridas entre los sectores opuestos en el Senado siguen bien abiertas. El problema fundamental es que el grupete no ha depuesto sus armas y continúa con su campaña de agresiones en contra del oficialismo colorado y los demás sectores que apoyaron el proyecto.

Petulante y agresivo como varias otras veces, el efrainista Luis Alberto Wagner intentó nuevamente convertir la sala de sesiones en un ring de boxeo, demostrando que así es como suele dirimir sus diferencias, y estuvo a punto de llegar a los puños con su correligionario Ramón Gómez Verlangieri, todo bajo la mirada de Acevedo, quien no estuvo dispuesto a mover un solo dedo para frenar las agresiones. Más bien pareció disfrutarlas.

Senadores disidentes y opositores siguen tan empeñados, hoy como hace 2 semanas, en atacar a los proenmienda como si todavía hubiera alguna chance de que el presidente Horacio Cartes sea el candidato colorado en el 2018. Por eso siguen sin asumir ninguno de los muchos errores que realizaron en este tiempo, especialmente en los hechos violentos ocurridos en la tarde/noche del 31 de marzo, cuando un grupo de inadaptados invadió el edificio del Congreso y le prendió fuego.

Otro que mostró muchas ganas de solucionar las cosas dando golpes fue el disidente Silvio Ovelar. Y la excusa para estos representantes del grupete fue que el oficialista Nelson Aguinagalde mostró un video en el que se identifica a varios políticos del sector, incluido el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, como los instigadores de la violencia del pasado 31 de marzo.

Llevará su tiempo que la calma vuelva a la cámara ya que los problemas se iniciaron mucho antes de que se empezara a hablar de la enmienda. Hasta no hace mucho, el grupete tenía mayoría y la imponía sin importar la opinión de los demás. Ahora, que es minoría, pretende seguir actuando de la misma manera.

OVIEDISTAS, EN CONTRA DE LOS LIBERALES

Los 2 senadores del UNACE, José Manuel Bóveda y Jorge Oviedo Matto, tuvieron duras críticas hacia sus colegas efrainistas, a quienes responsabilizaron por los hechos ocurridos el 31 de marzo pasado. Bóveda cuestionó al presidente del Senado, Robert Acevedo, por la actitud asumida en contra de los 25 senadores que aprobaron el proyecto de enmienda, aunque reconoció que nunca quiso discutir su autoridad como titular del cuerpo. Pero insistió en que en la fecha mencionada “se violó la dignidad de nuestra República. Fue una gran, macabra y terrible acción de esas personas que habrán estado drogadas”.

Insistió en que Acevedo no brinda un trato adecuado e igualitario a los 25, que, paradójicamente, son la mayoría de la cámara, por lo tanto sus decisiones tendrían que ser respetadas.

Oviedo Matto, por su parte, dijo que el asesinado Rodrigo Quintana era el mártir que el PLRA estaba buscando y criticó a quienes escracharon a senadores proenmienda, entre quienes se encontraba su colega Bóveda. Igual que otros senadores, el oviedista también aseguró que los liberales del sector de Efraín Alegre son los responsables de los hechos ocurridos el 31 de marzo. Acusó a Luis Alberto Wagner de haber hablado de una enmienda sangrienta muchos meses antes de que se tratara el proyecto y pidió a Robert Acevedo que sea presidente de todos los senadores “y termine su mandato como corresponde”.

“Va a quedar en la historia su nombre como presidente de la Cámara Alta cuando se quemó este Congreso, porque guste o no es el responsable de lo que ocurra, la policía de la casa responde únicamente a lo que ordene el presidente del Senado”, afirmó el oviedista.

DESIRÉE Y SU HISTERIA

La senadora Desirée Masi, una vez más hizo gala a su histeria, cuando el arquitecto Ricardo Giménez, de radio Ñandutí, cuestionó la labor de la misma en la Cámara Alta del Congreso. La legisladora no admite críticas en su contra, y quienes le hacen es porque son “cartistas”, según ella.

Giménez le pidió que haga denuncias formales de las acusaciones que hace contra el presidente Horacio Cartes, porque si no la misma hace un show mediático para aparecer en la prensa y nada más.

El arquitecto Giménez afirmó que Desirée casi no hizo nada en el Congreso, “instauro el día del chorizo… del asadito… creo que eso. Esta meando fuera del tacho. No podés pasar toda tu vida en la oposición a lo que hace otro”.

La senadora Masi llamó a la radio y mostrando su acostumbrada histeria comenzó a gritar a Giménez que es mentiroso, que miente, exigiendo al mismo que se disculpe.

“Voy a estar en la calle cuando se me antoja. Para eso está la Constitución Nacional”, dijo la legisladora y volvió a gritar una y otras vez, “mentís, mentiroso”.

Cuando se le indicó que no respondía a los cuestionamientos con argumentos. Dijo que a Cartes le van llevar preso a los EE.UU. Giménez le dijo que Cartes tiene visa en EE.UU, a los que respondió “y que me importa a mí”.

Giménez le mencionó igualmente el caso del incendio de la sede del Congreso que lo hizo políticos y las barras bravas contratadas. A esto, la senadora respondió que el edificio público se quemó por que los bomberos fueron impedidos de llegar allí. “O sea el Congreso se quemó por que no llegaron los bomberos y no porque alguien le puso fuego”, dijo Giménez.

Commentarios

comentarios

Mira también

Científicos anuncian que en 10.000 años habrá consecuencias ecológicas desastrosas en el mundo.

El mundo, a punto de entrar en un “territorio desconocido”

MASSACHUSETTS.- Las más desastrosas consecuencias ecológicas se anuncian para dentro de unos 10.000 años, pero …