Miércoles , noviembre 21 2018
Inicio / Impreso / Hipocresía sinfín del Frente Guasu

Hipocresía sinfín del Frente Guasu

Los senadores del Frente Guasu realizan declaraciones a la prensa.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- La “hipocresía”, que puede venir del deseo de esconder de los demás motivos reales o sentimientos, no es simplemente la inconsistencia entre aquello que se defiende y aquello que se hace; sino que también es la falsedad que demuestra una persona. Como vemos, la definición de esta palabra claramente se ajusta a las constantes demostraciones de los miembros del Frente Guasu, quienes pasarán de hoy en más a ser considerados como “hipócritas guasu”.

Las demostraciones de hipocresía de este sector se acompañan con la firme voluntad de imponer sus propios criterios, incluso por encima de resoluciones judiciales, que paradójicamente, ellos mismos solicitaron, pero al salírseles el tiro por la culata, tratan de negarles validez. El FG sometió el caso de Cartes y Nicanor al estudio de la Corte Suprema de Justicia, y una vez que esta máxima instancia entendió habilitados a los mencionados para ser senadores activos, los “hipócritas guasu” se llamaron a rebeldía.

La coherencia a los rectos principios y el respeto a las decisiones de las instituciones del Estado, son aspectos prácticamente dejados de lado por los miembros de esta agrupación política. Recientemente, la senadora Esperanza Martínez había balbuceado una especie de defensa de su postura, diciendo que Nicanor sí podría ser senador activo porque éste incluso renunció a la senaduría vitalicia; pero que Cartes, no. Y bien que si ellos (del Congreso), le aceptan la renuncia ya formulada al presidente, él podría eventualmente renunciar también a la senaduría vitalicia tal como lo hizo Nicanor, si fuera ese nomás el impedimento.

Un espectáculo vergonzoso están ofreciendo los senadores del FG, porque en su férrea oposición y el tenaz rechazo al juramento, antes solo de Cartes, pero como el delirio es grande, ahora también al de Nicanor; se olvidan de un detalle que no carece de menor valor si lo situamos como objeto de análisis serio. Estamos hablando del detalle de que el único líder, expresidente de la República, chutado literalmente por mal desempeño y por ser un cachafaz, ahora es senador y nuevamente jurará (lo que en su caso es una paradoja) por un segundo periodo.

En el caso de Cartes y Nicanor, el primero presentó su renuncia, el segundo concluyó su mandato; no hay ningún impedimento legal para que puedan jurar como senadores de la Nación, salvo los absurdos argumentos de los hipócritas del Frente Guasu. ¿Dónde se ha visto que un expresidente expulsado del gobierno de un país por “puerco” sea premiado con la senaduría? En cambio, se le trata de negar en base a criterios políticos, no legales, a los que fueron electos por el pueblo a ocupar la senaduría.

Es bastante grave lo que hacen de manera irrespetuosa a la voluntad del pueblo estos senadores luguistas, porque si el pueblo con su voto dijo que Cartes y Nicanor deben ser senadores activos. Y la Cortes resolvió que sí están habilitados para jurar como tales. ¿Qué se creen estos luguistas? Y como estos son como proyecciones de su único líder, tenemos que darle la razón al exfiscal general que dijo: “Lugo, al parecer, colgó la sotana para convertirse en dios”. El dios de los “hipócritas guasu”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Durante el acto de presentación de los equipos y los especialistas del área de la Fundación Tesãi.

Fundación Tesãi da otro salto gigante en la medicina moderna

El nuevo equipo de estimulación magnética transcraneal, único en Paraguay por sus características  para el …