Lunes , diciembre 5 2016
Inicio / Impreso / Importa más el protocolo que la efectividad

Importa más el protocolo que la efectividad

Los efectivos policiales de la comisaría 11ª que interceptaron a la joven Tanya Villalba.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

La operadora del 911 a la que pidió socorro la empresaria Tanya Villalba actuó de manera torpe e inoperante, sin dar soluciones a quien en ese momento era una presunta víctima de 3 policías que le habrían plantado droga en el vehículo. Lo más terrible es que el supervisor de la susodicha dijo que ella actuó de manera correcta, de acuerdo al protocolo.

ASUNCIÓN.- El caso de Villalba trascendió y acaparó la atención de la opinión pública, porque ella misma se encargó de viralizar el hecho del que había sido víctima. Así que también lo actuado por la operadora del 911 quedó en evidencia. Es fácil suponer que esta actuación torpe e ineficaz es frecuente –de hecho el jefe no ve nada malo en la misma- pero quienes recurren al auxilio que deberían dar no tienen otro recurso que bancarse la indefensión a la que la misma Policía les expone.

No ha trascendido el nombre de la operadora pero sí la grabación de la llamada de Tanya, en la que la funcionaria pública se pierde en un laberinto absurdo, repitiendo las mismas preguntas una y otra vez, dejando colgada a la víctima por un largo tiempo y lavándose las manos, eludiendo la responsabilidad. Lo único que no hizo fue lo que realmente se espera del 911, el socorro a una situación de peligro.

Si, encima, tenemos en cuenta que Villalba pedía socorro porque estaba siendo atacada, no por delincuentes comunes, sino por polibandis, la situación empeora mucho más. ¿Será que justamente por eso la funcionaria del 911 actuó de manera tan torpe? ¿Porque quienes estaban siendo acusados de ser delincuentes eran camaradas suyos? Hasta preferiríamos que su actuación se deba solamente a su inoperancia, porque de lo contrario, terminaríamos pensando que todos los policías son, por lo menos, cómplices de estos delincuentes uniformados.

Lo más terrible de esta situación, como mencionamos más arriba, es la actitud del jefe del Sistema 911, Enrique Benítez, quien justificó a su operaria asegurando que actuó siguiendo el protocolo establecido, en donde, lo primero que hay que hacer es saludar.  Lo único que encontró cuestionable es el tiempo en que deja esperando a la denunciante, que le pareció excesivo.

Esto deja claro que la actitud de esta operadora del 911 es común para cuando un ciudadano debe recurrir en busca de auxilio al estar expuesto a una situación de peligro.

ASOCIACIÓN DE POLICÍAS REPUDIA LA IMPUTACIÓN DE TRES AGENTES

La Asociación de Policías del Alto Paraná repudia la imputación de tres agentes policiales, quienes se encuentran privados de libertad tras ser denunciados  por plantarle cocaína a la empresaria Tanya María Villalba. Los uniformados altoparanaenses se molestaron por la actuación del juez Óscar Delgado y la fiscal Lorena Ledesme, quienes según ellos, se encargaron de enviar a policías activos a Tacumbú.

Fermín De León, de la Asociación de Policías del Alto Paraná, dijo que este tipo de imputaciones genera desgano y brazos caídos en el cuadro policial y por ende hace la delincuencia gane al esfuerzo que realiza la Policía Nacional. Consideró la postura de los intervinientes como una ofensa a los efectivos policiales porque limita las actividades que desarrollan.

Explicó que están indignados porque los investigadores enviaron a uno de los encausados a Tacumbú, donde según los mismos, se convertirá en una carnada para un grupo que calificó como “Leones hambrientos”.

El oficial 1º Gustavo Narváez, la suboficial Petrona Ovelar, el suboficial Arnaldo Lezcano y el comisario Sergio Paredes Vera, todos de la Comisaría 11ª Metropolitana, fueron procesados por posesión de drogas, coacción grave, privación de libertad, simulación de hecho punible, cohecho pasivo agravado y producción inmediata de documentos públicos de contenido falso.

El juez Delgado ordenó que Narváez y Lezcano fueran a Tacumbú, en tanto que Petrona Ovelar, a la Comisaría 17ª Metropolitana de Mujeres. El comisario Sergio Paredes fue remitido a la Agrupación.  La mencionada asociación de policías explicó que no se cumplió el debido proceso con sus camaradas al tiempo de cuestionar la denuncia radicada por Tanya Villalba.

De León cuestionó la disposición fiscal, pues la carpeta de investigación refiere que los ahora procesados salieron de su jurisdicción para realizar el procedimiento supuestamente irregular en perjuicio de Tanya.

“Este fiscal desconoce las leyes la Policía Nacional, un policía tiene jurisdicción en todo el territorio paraguayo, inclusive por tierra, aire y agua. Un oficial de policía puede realizar una intervención en cualquier sitio”, aseguró el titular del gremio.

Commentarios

comentarios

Mira también

Recuperan restos humanos tras desaparición de avión

YAKARTA, Indonesia.- Rescatistas indonesios recuperaron este domingo restos humanos en el mar, en la zona …