viernes , mayo 24 2019
Inicio / Columnistas / Jugar con la ilusión es cruel y despiadado

Jugar con la ilusión es cruel y despiadado

Por: Cirilo Ibarra Enciso.

El Ministerio de Salud, con el cuento de la transparencia y el supuesto objetivo de incorporar a las personas más idóneas, adoptó la metodología de centralizar todos los concursos en la capital. Desde los confines, desde los más recónditos puntos del país, los interesados deben llegar hasta Asunción con sus carpetas con la esperanza de contratación.

Uno se imagina lo que eso implica, gastos inmensos, prolongados viajes y en la mayoría de los casos, total y absoluta pérdida de tiempo. Es que se llaman a concursos para cubrir 100 vacancias y se presentan 5.000 con la esperanza de acceder a esos puestos.

En este momento la convocatoria es para médicos, Lic. en enfermería u obstetricia, auxiliar en enfermería, técnico y agentes comunitarios. En la preparación de una carpeta, con todos los requisitos establecidos, como mínimo se gastan 250.000 guaraníes.

¿Cómo haría una persona sin trabajo, que desesperadamente busca un empleo? Al monto mencionado de gastos, se deben agregar costos de pasajes y la plata que se necesita para pasar todo un día en una fila, desde la madrugada frente al ministerio, para entregar la carpeta.

Y lo que es peor, probablemente ya están todos quienes deben ingresar, los infaltables recomendados, los parientes, amigos y ¿por qué no decir?, amantes. Esa es una triste realidad en todos los estamentos.

Es algo realmente intolerable y más en épocas tan duras como la que vivimos actualmente, donde la fe en algo es lo que mantiene vivos y con algo de luz el día a día de muchas personas.

Sin dudas, este procedimiento implementado en el Ministerio de Salud, es jugar con la ilusión de las personas y eso es cruel, despiadado y absolutamente reprobable, que merece el mayor de los desprecios, porque hasta ya resulta fatal.

Sí fatal, porque la semana pasada dos vidas muy jóvenes se perdieron, en un accidente en la ruta Transchaco, en un viaje a Asunción para el Concurso de Mérito para la Contratación de Profesionales para las Unidades de Salud Familiar de la Dirección de Atención Primaria de la Salud de las Regiones Sanitarias.

Los pedidos de médicos, Lic. en enfermería u obstetricia, auxiliar en enfermería y técnico no son más que para 15 en todo el departamento.  Mientras que los agentes comunitarios suman alrededor de 70, que probablemente sean más para operadores políticos.

Las víctimas del percance fatal eran provenientes de Concepción, María Belén Díaz (26) y Victoria Tamara González Chaparro (19). El accidente ocurrió a la altura del kilómetro 65 de la ruta Transchaco, zona de Cerrito, Presidente Hayes, durante la madrugada del viernes último.

Otros accidentados, Andrés Leguizamón, Edilene Romero y Juana Sofía Castillo, quienes también venían para el concurso de referencia.

El concejal municipal de Arroyito (Concepción), Eusebio Martínez Ávalos, manifestó su repudio a la metodología adoptadas por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, por centralizar todos los concursos en la capital.

“Esto genera riesgo y gastos a los profesionales hijos/as de humilde paraguayos del interior que quieren una oportunidad laboral. Bien se podría centralizar en cada departamento, mi repudio total al ministro que ha tomado esa decisión errónea y descabellada”, expresó Martínez Ávalos.

En las redes sociales también hubo repudio por la centralización de los concursos en Asunción y muchos remarcan la indignación de todo un departamento y el luto de dos familias de una humilde comunidad “que sufre a raíz del corazón de piedra que tienen las autoridades”, señalaron.

Por otra parte, llama la atención, y valga este juego de palabras, la poca sensibilidad con los más sensibles, de la gente del Ministerio de Salud. En el Hospital Regional de Concepción hay muchos profesionales, ya sea licenciadas/os, que trabajan ad honoren dos, tres, cuatro o cinco años y no consiguen nombramientos y a ellos se les exige a que se presenten en Asunción a los llamados a concursos.

Y entre esos concursos, lo más probable es que abunden las “entrevistas de cortesía”, que son aquellas que se hacen sin que haya ningún puesto ya disponible. Son una pérdida de tiempo y una “falsa ilusión” para la persona que acude a entregar su carpeta y esperar acceder a esa entrevista.

En la selección de personal se llega a dar “gran expectativas” o “falsas esperanzas” a profesionales que no pueden trabajar.

Según se supo, se ha dado el caso de concursos o exámenes para puestos de responsabilidad que no existen, sólo se hacen para ganarse la confianza y el halago de quienes se ilusionan con los lugares de trabajo.

Y eso se llama jugar con las ilusiones de las personas y es uno de los actos más viles y despreciables que puedan existir a nivel profesional y porque no, que ensucian y destrozan a los profesionales de Recursos Humanos.

Mientras tanto a María Belén Díaz y Victoria Tamara González les tocó

partir a la eternidad, sin poder cumplir sus sueños, sus anhelos de ser contratadas por el Ministerio, por inconsciencia de sus autoridades. Sin embargo, ya habrán tenido la esperada entrevista, allá en el Cielo, porque seguramente Dios tenía para ellas mejores puestos preparados en el “Hospital Celestial”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Estiman para octubre la inauguración del hospital Ingavi de IPS

ASUNCIÓN.- El presidente del Instituto de Previsión Social (IPS), Armando Rodríguez, anunció que en octubre …