Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Impreso / Macri admitió crisis y ratificó la reducción de ministerios

Macri admitió crisis y ratificó la reducción de ministerios

El presidente de Argentina, Mauricio Macri.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, reconoció este lunes que el país atraviesa “una crisis” y atribuyó nuevamente los problemas económicos al gobierno anterior y a la situación comercial internacional. Admitió que los índices de pobreza irán en aumento debido a la suba del dólar y pidió mayores esfuerzos a los exportadores. Confirmó además un plan que aumenta los impuestos y recorta gastos del Estado, entre ellos la reducción de ministerios a menos de la mitad.

BUENOS AIRES.- Las dudas sobre la capacidad de Argentina para acomodar sus cuentas y cumplir con sus obligaciones de deuda aceleraron la crisis financiera. El jueves pasado, el gobierno subió los tipos de interés hasta el 60% para frenar la espiral descendente del peso, que perdió 16% de su valor en sólo un día.

Mauricio Macri prometió entonces a los inversores que en 2019 reducirá a cero el déficit. Enfrenta una tarea titánica: este año, el país tendrá un rojo de 2,6% del PIB.

Anunció también que se reducirá el gabinete a “menos de la mitad” y que se adoptarán medidas para llegar antes (del 2019) al equilibrio fiscal.

Para alcanzar las metas, el presidente pidió ayuda al sector que más benefició cuando llegó al gobierno, en diciembre de 2015. El campo, fuente de la mayor parte de los ingresos de divisas internacionales, acordó con el nuevo gobierno una reducción gradual de las retenciones y luego ganó competitividad gracias a la devaluación del peso. De poco sirvieron ahora sus intentos por detener la subida de impuestos.

“Le vamos a pedir a los que más aportan a la economía, los que exportan, un impuesto malo, malísimo, que va en contra de lo que queremos fomentar. Pero les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia y necesitamos de su apoyo”, dijo.

En otro momento, el mandatario responsabilizó de la debacle del actual modelo al gobierno anterior, a un pasado “que no tenemos que dejar que vuelva”, a la “corrupción” y a la “aparición de los cuadernos” y a la guerra comercial entre EE.UU. y China. Finalmente, admitió que “gobernar un país cuesta” y se ubicó en el centro de la victimización al sostener que estos fueron “los peores cinco meses de mi vida después de mi secuestro”.

Macri puntualizó en que “esta crisis no es una más, tiene que ser la última”. El presidente había llegado al poder con la promesa de que no habría ajuste, una palabra que provoca pesadillas a los argentinos, sin embargo ahora ha hecho todo lo contrario.

“HEMOS COMETIDO ERRORES”, AFIRMÓ TITULAR DE HACIENDA

“Hemos cometido errores”, reconoció el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, y dijo que los argentinos están pasando por una situación difícil para cerrar las cuentas a fin de mes y que la recesión será más pronunciada de lo que habían previsto. No obstante, adelantó que realizarán recortes presupuestarios en inversión pública, en subsidios a las tarifas de energía y transporte, entre otros.

El funcionario indicó que el gobierno buscará llevar a 0 el déficit primario para 2019, reduciéndolo un 1,3 % respecto del programa acordado con el FMI hace dos meses.

Para alcanzar ese objetivo, Dujovne anunció que harán recortes presupuestarios en inversión pública, remuneraciones y gastos corrientes y en subsidios a las tarifas de energía y transportes, mientras que los ingresos se generarán a partir un impuesto transitorio de “derechos a las exportaciones”, sin revertir la quita de retenciones.

El ministro no pudo esconder el oscuro panorama económico que atraviesa el país y reconoció que  “la recesión de este año va a ser más pronunciada que la que preveíamos”, mientras que se negó a estimar hasta cuándo y cuánto continuará la suba del dólar.

“Hemos cometido errores”, reconoció y describió “la situación difícil” para los “argentinos y argentinas que la están pasando mal, que les cuesta llegar a fin de mes, que les cuesta pagar las tarifas y los precios suben”. Sin embargo, y a pesar de los “errores”, volvió a apuntar a la sequía en el campo, la depreciación de las monedas de los países emergentes, la suba de tasas en Estados Unidos y a los “cuadernos de la corrupción kirchnerista”, como los culpables de la crisis económica y financiera.

Commentarios

comentarios

Mira también

Algo fantástico, el pueblo está rodeado por grandes espejos de agua, de los esterales del Ñeembucú

Guazú Cuá, antiguo pueblo del sur que se resiste a “desaparecer”

El municipio de Guazú Cuá, uno de los 16 que conforman el departamento de Ñeembucú, …