Domingo , noviembre 18 2018
Inicio / Curiosidades / Micro-1, el primer paso para la reproducción humana en el espacio

Micro-1, el primer paso para la reproducción humana en el espacio

Los investigadores quieren conocer los mecanismos básicos de la reproducción en un ambiente sin gravedad.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

LOS ÁNGELES.- Los conceptos básicos sobre cómo funciona la reproducción humana se aprenden en el colegio, pero quizás no se desempeñen de la misma manera fuera de este planeta, donde para bien o para mal las cosas caen al suelo y uno no sale flotando al primer empujón. Pues bien, los científicos quieren saber cómo se pondría en marcha todo el asunto en el espacio, cómo los espermatozoides y los óvulos pueden unirse cuando no hay gravedad. Con ese objetivo, este mes de abril un cohete de Space X lanzará a la Estación Espacial Internacional (ISS) una misión llamada Micro-11, cuyo objetivo es comprobar, por primera vez, si el esperma humano -y por comparación, el de toro- “se menea” de la misma forma a unos 400 km sobre nuestras cabezas.

El experimento, llevado a cabo por el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley, California, pretende ahondar en el conocimiento de la biología de la reproducción en el espacio, de la que poco se sabe. En los mamíferos, incluidos los humanos, la fecundación ocurre cuando un espermatozoide se dirige hacia un óvulo y se fusiona con él. No desvelamos nada nuevo. Pero antes de que esto pueda suceder, la célula espermática debe activarse para comenzar a moverse. Después, para estar preparado para la unión con el óvulo, el esperma necesita moverse más rápido, y su membrana celular debe volverse más fluida.

Experimentos previos con esperma de erizos de mar y de toro sugieren que la activación del movimiento ocurre más rápidamente en microgravedad, mientras que los pasos previos a la fecundación ocurren más lentamente, o no ocurren en absoluto. Los retrasos o problemas en esta etapa podrían evitar que la fertilización se produzca en el espacio. Y eso, si alguna vez nuestra civilización tiene que abandonar este mundo para establecerse en otros, puede ser un gran problema.

Para este experimento, se enviarán muestras congeladas de dos tipos de espermatozoides de mamíferos, humanos y toros, a la estación espacial. Los de toro muestran cambios similares en el movimiento y otros marcadores de fertilidad al esperma humano. Sin embargo, los espermatozoides humanos son más variados en movimiento y apariencia. Por lo tanto, las mediciones del esperma de toro proporcionarán un control de calidad para garantizar que los investigadores puedan detectar diferencias sutiles entre ambas especies.

Commentarios

comentarios

Mira también

Vehículo choca contra columna, deja dos fallecidos y un herido

ENCARNACIÓN.- En la madrugada de ayer sábado, dos personas que viajaban a bordo de un …