domingo , octubre 20 2019
Inicio / Impreso / Otro eslabón en la cadena de desaciertos de “Lucho”

Otro eslabón en la cadena de desaciertos de “Lucho”

ASUNCIÓN.- Corría mediados de enero de este año, cuando Luis Castiglioni, canciller Nacional, huía de los micrófonos de los periodistas que le exigían explicaciones del papelón que protagonizó con Israel. Se enojó por las preguntas y puso “los pies en polvorosa” al no encontrar lógica diplomática que explique lo que estaba pasando después del traslado de la embajada paraguaya de Jerusalén a Tel Aviv, hecho que motivó la reacción judía que cerró su representación en Asunción.

Según publicaciones periodísticas israelíes, la decisión del gobierno paraguayo de trasladar la sede de la embajada paraguaya en Israel, de Jerusalén a Tel Aviv, fue elaborada mediante una alineación política entre Asunción, Nueva York, Brasilia y Ramallah, ciudad situada en Cisjordania y capital de facto de Palestina.

El jefe de la diplomacia paraguaya nunca salió al paso de esta sospecha, convirtiendo el episodio en un gran papelón que lanzó por la borda varios años de esfuerzos del gobierno para lograr el regreso de la legación de aquel país.

No acabó ahí, pues de inmediato fue a negociar con el mundo árabe y comenzó justamente con Palestina (enemigo de Israel) y le siguió Turquía. El Canciller aseguró que en breve se cerrarían negocios con ambos países, pero hasta el momento no existe anuncio alguno de los avances.

Con los turcos “se negocian” Acuerdos de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones.

Israel siguió apostando a Paraguay, pero esta vez a través de intercambios con la iniciativa privada para la transferencia de tecnología y otorgamiento de becas.

Castiglioni nunca supo responder si Israel seguiría otorgando becas de estudios, después de la chambonada diplomática.

 

Commentarios

comentarios

Mira también

Duplicación de rutas 2 y 7: pagan US$ 798.000 por indemnización

CAAGUAZÚ.- Para avanzar con el proyecto de duplicación de las rutas 2 y 7, en …